25 días vegetariana ¿Qué está cambiando?

Como mi amiga la mamá curvy soy una mujer de curvas sinuosas, no os diré que soy una gordita feliz, porque no es verdad, siempre me ha preocupado mi cuerpo, he oscilado arriba y abajo, haciendo infinidad de dietas y locuras ¡antes del embarazo bajé 25kg con la dieta Dukan! En esos seis meses creo que he comido más carne de lo que una persona debe comer en su vida. Pero me encontraba genial, además de que todas mis analíticas y pruebas fueron fabulosas.

En fin, después de eso, del embarazo, y de tres años de crianza en los que he aprendido y descubierto mucho, hemos hecho un gran cambio en nuestra alimentación. Más conscientes no solo de nuestro cuerpo pero también de la sostenibilidad y sobretodo del gran miedo de que mi hija fuera como yo, luchando toda su vida contra un físico que odiaba.

Mi alimentación de pequeña fue desastrosa, empezando desde la leche de formula a la que el pediatra decidió añadir harina, porque yo no engordaba lo suficiente a los dos meses, cereales a los tres, papillas a los cuatro y con una relación pésima con la comida en la que sobretodo recuerdo la ansiedad en el colegio, donde nos obligaban a comer y solo el olor a media mañana que salia de las cocinas ya me daba ganas de vomitar.

Si algo tenía claro era que quería que la relación de mi hija con la comida fuera buena, ella no iba a llorar delante de un plato de comida, ni en casa ni en la escuela, no iba luego a calmar la ansiedad con cosas que le gustaran, no iba a vivir una lucha constante consigo misma y con nosotros en cada comida. Supongo que por eso busqué sobre el BLW, y decidimos que ella sería la que decidiría lo que entra en su cuerpo. Y cambiaríamos todas nuestras costumbres en casa para ayudar a que esas opciones fueran sanas. Porque en el fondo es una niña, y le puede el chocolate, y no se puede luchar contra todos los aditivos y mierda que le ponen a la comida basura para que nuestro cerebro la pida a gritos. Solución, no comprarla, no consumirla y no tenerla al alcance.

Después de mucho darle vueltas y de ya pasar por varios cambios en estos años, hemos decidido hacernos vegetarianos por muchos motivos que ya os contaré en otro post. Han pasado 25 días, los que dicen que hacen falta para que algo se convierta en hábito. Yo era MUY carnívora, muchísimo, su pongo que de ahí el exitazo que tuvo la dieta Dukan en mi vida ¡Podía adelgazar con mi comida favorita! Si alguien me hubiera dicho entonces que acabaría vegetariana, no me lo hubiera creído…VegandFruits

Período de tránsito hasta hacernos vegetarianos

Durante un año o quizá un poco más, hemos ido introduciendo algunos cambios que nos han llevado poco a poco a la decisión casi sin saber que la estábamos tomando. Nada de todo esto lo hacíamos “para acabar vegetarianos” pero si que es cierto que ahora mirando atrás veo que ha sido un período de transición.

  • Aprender a comprar y a usar diferentes pseudocereales como quinua, grano como trigo sarraceno…
  • Consumir siempre productos integrales (arroces, panes, cereales…)
  • Comprar a granel, alimentos de proximidad, y alimentos lo menos procesados posible
  • Buscar alimentos sin azúcar, os sorprendería la de productos que llevan azúcar y que nunca lo diríais
  • Comprar más verduras y frutas, siempre de temporada
  • Probar alimentos nuevos del grupo de “superalimentos” como la chia, o la spirulina, mijo, lino o espelta
  • Aprender nuevas formas de cocinar. En batidos verdes, verduras con frutas licuadas…
  • Dejar de freír y usar mucho más el horno o la plancha
  • Compar y consumir mucho más pescado que otras carnes, tanto en casa como cuando salimos a comer fuera

Poco a poco todos esos cambios se han ido haciendo parte de nuestro día a día así que cuando estas navidades decidimos quitar la carne ha sido muchísimo más fácil.

Qué comidas preparamos para toda la familia siendo vegetarianos

Aunque la peque fuera de casa, come el menú del colegio normal, en casa siempre ha comido nuestra comida. Si salimos o pedimos y a ella le apetece algo con carne lo puede comer igual, pero normalmente yo acabo por terminarme sus platos o compartir su comida, así que dentro de lo posible sigue nuestra misma dieta. Algunos ejemplos de cosas riquísimas que se pueden hacer:

  • Licuados de fruta y verduras. Con espinacas, col rizada, endibias, zanahorias, apio, manzana, plátanos, naranja, piña, jengibre, cúrcuma… de momento todas las combinaciones de fruta/verdura que hemos probado están deliciosas, y a la peque le encantan.
  • Hamburguesas vegetales con los trozos licuados. La licuadora saca por una parte el zumo y por la otra el resto, cuando son zanahorias, espinacas o cosas que puedan quedar bien, las mezclo con quinua y hago hamburguesas. También se pueden hacer con lentejas. Y en vez de huevo usar chia que se haya dejado en remojo para juntar si queda muy seco
  • Seguimos comiendo huevo y lacteos, así que tortilla con patatas, con setas, con pimiento o con lo que os apetezca es un menú rápido y riquísimo
  • Verduras al horno con especias, o con queso rallado, fácil de preparar
  • Caldos de verduras, sopas o cremas
  • Pizzas, empanadas, hojaldres….

A photo posted by averneda (@averneda) on

Las posibilidades son un montón, y en realidad las cosas que hay que tener en casa son muy básicas, y si no ¡hay miles de blogs con ideas maravillosas! Os recomiendo especialmente livinglasvegans

Ahora poco a poco seguir aprendiendo recetas, controlar más nutricionalmente para saber que estamos teniendo un aporte correcto de todo lo que necesitamos, y sobretodo encontrar nuestra manera de hacer las cosas, lejos de extremos, vamos, que si algún día salimos fuera y la comida incluye carne tampoco haremos un drama. Y reencontrarme con mi cuerpo, con mi relación con la comida y con tantas cosas que están cambiando en mi vida. Sin duda a mejor.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

10 comentarios

  1. Hola. Leí tu enlace a este post y no pude resistirme en leerlo ;)
    Aquí, yo, una mamá vegetariana jajaja. Yo hice la revolución en la cocina cuando me fui de casa de mis padres allá por el 2008. Antes era complicado pero ya hacia de las mías.
    Felicidades por ese gran cambio tan beneficio para ti como para tu hija.

  2. Brutaaaaal! Te invito a leer mi post en mi blog https://wordpress.com/read/feeds/47119228/posts/1071700245 <3

  3. en Perú se comen muchos guisos vegetales y hay opciones de todo tipo, aquí me pareció tan complicado que fui introduciendo de a pocos los días sin carne ^^ si quieres más ideas, @espaixen y @paraveganos en IG son una fuente inagotable de opciones y son las dos de por aquí y muy majas :D

    muchísima suerte con la aventura de cambiar de vida!

    (y te amo del amor por llamar a la quinua por su nombre! <3)

  4. Me parece un gran cambio. Mi cuñada empezó así y lleva un año. Yo no doy el paso porque a mi pareja no le gusta y no me apetece cocinar doble. También estoy en lucha contra los kilos sobrantes. Un abrazo!

  5. Wow!! Enhorabuena por ese cambio!!!

    Me ha parecido brutal lo que has vivido de peque con la comida. Muchas veces, el hecho de que hayamos tenido un pequeño trauma de pequeños o de que lo hayamos pasado mal nos ayuda a actuar de manera diferente con nuestros hijos.

    Yo no como mal, como FATAL. Solo desde hace un par de años tomo gazpacho, algunas verduras y algo de pescado. Veo lejísimos conseguir una dieta tan sana como la que llevas ahora mismo pero he comenzado a hacer pequeños cambios como por ejemplo no comprar refrescos nunca más (mi peque no los ha probado y si no me ve tomarlos no se le antojará). Y poquito a poquito ir cambiando de hábitos…

    Un beso guapa!

  6. Oye mira tu por donde con este post me das pistas de lo que te vamos a dar de comer aqui jaja. Me has recordado a Samantha: “21 días..”. Me alegro de que lo lleves tan bien, Felicidades! Yo como Marta, no puedo renunciar a la carne pero mucho menos a los dulces jajaja.

  7. ¡Ayyyy! Que has nombrado mi blog de gordis… ¡Yujuuuu! No me veo yo siendo vegetariana pero sí comiéndome la hamburguesa de quinoa de tu foto ¡es que tiene una pinta espectacular del todo! Y una cosa te digo ¡eres una loca con la Dukan! En mi caso, mi infancia fue de alimentación ejemplar, hasta que como dice mi madre, cumplí 15 año y decidí comer sólo lo que más me gustaba Hasta entonces tenía un peso normal del todo. A mi bichilla sí trato de darle ejemplo, aunque para poder disfrutar de estos vicios insanos su papa me haga esconderme en el cuarto de baño.

  8. Yo no se si algún día llegaré a hacerme vegetariana, pero me encanta probar todo tipo de comida y el otro día hice quinoa por primera vez. Esta muy rica y tiene mogollón de posibilidades. Las hamburguesas las tengo que hacer porque me ha parecido una idea genial!
    Y la suerte que tienen nuestros hijos de poder probar todo este tipo de alimentos y sabores desde bien pequeños… Eso es algo que nosotros no tuvimos.
    Enhorabuena guapa!

  9. Me tienes muy impresionada. A mí ya me cuesta pensar en lo que voy a cocinar a día de hoy para dar algo de alegría a los menús que si me quitas el bacon y las salchichas no soy nadie… Me quedarían las patatas fritas. Que conste que las verduras nos encantan: Hoy hemos cenado judías verdes con tomate y chorizo. Ves!!! Con chorizo ainsss

  10. Muy bien campeona! Te admiro mucho porque yo me siento incapaz de dejar, no la carne, sino los dulces, que son mi talón de Aquiles. Debería intentar comer más sano como tu.
    Tu no te rindas y sigue con ello!

Deja un comentario