¡Ahorrar con dos niñas es posible!

Sabeis, una de las cosas que más oigo ahora que tengo dos hijas (y más si además les digo que me encantaría ir a por la tercera) es el “uff, es que tal y como están las cosas ahora, es complicado más de uno” y yo que soy más de pensar en el “pues le echas un puñado más de garbanzos al puchero y ya” creo que hay muchos puntos en los que nos podemos ir ahorrando costes, y poco a poco ir ajustando la economía familiar.

Sí, ahora mismo mi peque tiene 10 meses y aun es la temporada mas fácil, no requiere mucho más que teta y la ropa heredada de su hermana mayor y de amigas, pero aun así hay unas cuantas cosas que podemos ir haciendo para ahorrar dinero.

Mujer previsora vale por dos

¿Os han pasado alguna vez cosas como dejaros las llaves dentro de casa? A mi si, que la mayor cierre la puerta y yo no haya cogido las llaves, incluso dejarlas puestas por dentro, la primera vez que me pasó, y te hablo de hace muchos años, me cobraron unos cien euros por venir, y abrir la puerta con una radiografía, ante mi cara de sorpresa más absoluta. Después de aquella aprendí la importancia de tener un seguro multiriesgo del hogar porque realmente te puede hacer ahorrar muchísimo dinero en reparaciones, imprevistos o contratiempos ¡hasta nos aseguran al perro en la misma póliza! Nosotras estamos con Seguros Catalana Occidente y os puedo asegurar que cuando no han sido las llaves dentro, fue la tubería de la cocina con las goteras (y el daño hasta al vecino de abajo), pero a la larga es un ahorro -y una tranquilidad- tener algo así.

 

El ahorro es clave

Ya sea el método de las 52 semanas (que es el que hacemos en casa, en el que cada semana del año tienes que apartar una cantidad de dinero entre 1 euro y 52, así la primera semana puedes ahorrar un euro, la segunda semana dos euros, la tercera tres y a final de año está ahorrando más de 1500 euros) el método ALP (aparta lo primero) o el de los porcentajes, pero tener un método de ahorro nos ayudará mucho.

¡Hay que ser eficientes!

Las lavadoras se llenan, duchas antes que baños, apagar luces cuando no se usan, controlar la temperatura de la nevera y no dejarla abierta innecesariamente, no abusar de calefacción ni aire acondicionado… El gasto energético es importante tenerlo controlado, yo además me he pasado a Hola Luz y Hola Gas y no puedo estar más contenta, no hay sorpresas en las facturas, la energía que se usa es 100% verde y renovable y son totalmente transparentes con todo.

Las compras online son tus aliadas

Tanto en ropa, como en comida, en objetos de puericultura o hasta en ocio, saber buscar las mejores ofertas, hacer las compras desde casa y con el tiempo necesario para mirar y comparar sin presiones es fundamental.

Se puede ahorrar muchísimo planificando las compras, comparando precios y comprando en webs frente a centros comerciales. ¡Aquí también el sentido común es tu aliado! Si el pijama con la patrulla canina de turno vale 20 euros y el liso 5 ¿realmente necesita el estampado con la franquicia de turno? Puede tener alguna camiseta friki, claro, pero no hay que ser esclavas de la moda ¡y menos desde tan niñas! y puedes ahorrar mucho dinero (esto también es aplicable a las adultas). Y oye, que yo luego le he plantado una rodillera de Spiderman a un tejano barato, y la mayor ha ido tan feliz.

Con antelación siempre se gana

Comprar ropa en las rebajas para la temporada siguiente, tener desde primeros de años reservadas las vacaciones de verano, buscar con tiempo y sin primsas siempre va a ser más optimo que a última hora, y además encontraremso ofertas tanto en viajes, ocio o productos de consumo.

Los bebés necesitan menos cosas de las que creemos

Con la mayor tuve cuna, minicuna, hamaqita, cojín antivuelco, móvil de cuna, cuna de viaje… ¿Sabéis cuantas de esas cosas realmente fueron necesarias? Pues os puedo decir que con la bebé me las he ahorrado, es que si me apuras, ni el capazo del carro hace falta y con un buen fular y mochilos de porteo tiras el primer año.

Además, si preguntas muchas de esas cosas te las pueden prestar o regalar, yo he dado un montón de objetos de puericultura ¡con casi ningún uso!

Al final todo es cuestión de sentido común

Tanto en los cumpleaños y las cantidades obscenan de juguetes que tienen, como en el día a día, hay que tener un poco de sentido común -y ayudar a que el mundo sea más sostenible- no les hacen falta tres pares de zapatos, con uno para diario y como mucho otro de repuesto tienen de sobras ¡al ritmo que crecen las criaturas esas cosas además duran nada y menos! Así que pensar en lo práctico, en que cuantos menos ropa y trastos en casa mejor, en que las cosas además pueden alargar su vida cosiendo un roto, planchando una rodillera o que hasta no pasa nada porque la ropa heredada de la bebé tenga alguna mancha. Que ni tanto ni tan poco, pero el sentido común nos ayudará a encontrar ese termino medio que va a ir genial para la economía familiar.

¿Qué trucos tenéis vosotras?

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

2 comentarios

  1. Fantásticos consejos :) Llegar a fin de mes teniendo dos niñas/os puede ser realmente complicado. ¡Gracias!

  2. Yo hago mucho eso de comprar en rebajas para la temporada siguientr.
    Sobre todo para los niños, porque lo adultos podemos usar la misma topa mucho tiempo, pero los niños cada año necesitan armario nuevo.

Deja un comentario