El bebé jefazo ¡el libro que inspiró la película!

¡Seguimos con las recomendaciones de cuentos! Y es que este verano nos ha dado para ampliar mucho la biblioteca, y entre eso y el poco tiempo que yo he tenido en el ordenador las últimas semanas de embarazo y las primeras de bimaternidad, se me acomulaba la faena con los libros bonitos que tengo ganas de enseñaros.

Ya está disponible en DVD la película de “el bebé jefazo”, dreamworks ha adaptado de una forma muy divertida el libro de Marla frazee, si no habéis llevado a vuestros hijos al cine, ahora estáis a tiempo de verla cómodamente desde vuestros salones, y de además tener el cuento, a nosotras nos lo ha hecho llegar boolino y es sin duda muy divertido -aunque se nutre un poco de tópicos- pero si se toma con humor es un gran aliado para hermanos mayores a la hora de explicarles que a mamá le tiene un poco absorbida este nuevo ser que pulula por la casa.

El cuento del bebé jefazo, que hemos podido tener gracias a boolino, es una rápida historia llena de divertidos dibujos, en la que un bebé llega a la casa, y tiene todo el día a sus padres pendientes de él.

Si ahora mismo pienso en mi primera maternidad, era cierto que mi mayor la pobre nos tenía un poco a su servicio las 24h del día, con todo su amor, cólicos y buena fe, pero acabamos totalmente agotados. Aquí dan un poco más una imágen de esos bebés que reclaman a sus progenitores constantemente, que también os digo ¿qué otra cosa van a hacer angelitos? De todos modos se puede tomar con humor y sirve para esas mil veces que le tengo que decir a la mayor “ahora no puedo, cariño, que estoy con la hermana” o “luego sigo jugando que la hermana me llama”. Es cierto que muchas veces me divide el corazón no poder atenderlas las dos a la vez, pero la pequeña pobre es la que menos puede entender de esta situación.

Un poco eso le pasa a nuestro protagonista, un día no entiende porque las llamadas de siempre no sirven y decide probar una nueva táctica… ¿Es o no es para salir corriendo cuando por primera vez tu bebé dice “mami” o “papi”?

Un libro corto, que se lee muy fácilmente y con grandes ilustraciones, divertido y con ese final entrañable en el que los peques puedan empatizar y entender un poco a los adultos, y el saber que, pidiendo las cosas con amor es más fácil que se reciba respuesta.

¿Habéis tenido en casa bebés “jefazo”?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

Deja un comentario