Como hemos conseguido que nuestra hija de 4 no quiera azúcar y se lave los dientes sola todos los días

Sí, lo se, el título no es nada SEO, pero es que hace tiempo que tengo ganas de contar esto, y no se me ocurre otra forma. Además es lo que es, cómo una niña de 4 años ha decidido ella sola no comer más azúcar, mirar en busca del “cero” en los paquetes de comida que compramos y pide fruta, tomates o queso para desayunar antes que bollería, cereales o chocolate.

¿Dónde está el truco para que los niños no quieran azúcar?

Bueno, tampoco vamos a decir que es una solución mágica de un día para otro, hay que tener en cuenta que ya desde los seis meses hemos sido de BLW, eso quiere decir que no han entrado potitos (con azúcar) papillas (con azúcar) ni leches (con azúcar) a casa, así que el sabor se lo ha hecho a la comida normal, no os voy a decir que no se haya pedido un croissant de chocolate para merendar con dos años de vez en cuando o comido helados desde su primer verano, pero por lo general hemos intentado una alimentación equilibrada.

También ha sido todo un aprendizaje para su padre y para mi, en el que nso hemos equivocado muchas veces, hemos aprendido a ver más allá de los alimentos, entender que lo que nos venden como infantil no siempre es lo más adecuado para el público infantil y que hay alternativas saludables para nosotros y para ella a casi todo.

En casa no somos médicos, ni nutricionistas, ni nada por el estilo, vaya, que no somos ejemplo, pero entre nuestra época vegetariana (ella dejó de comer carne en casa todo y que la comía en el colegio) y que intentamos ser conscientes de lo que entra en casa si es cierto que ha sido una niña que le ha pirrado un gazpacho, unos boquerones, un espeto de sardinas, un plato de quinua o un brócoli al horno desde siempre.

Si tengo que recomendar algo, sería sin duda:

  • No hacerle fiestas a la comida malsana (si te lo comes todo te tomas el danonino postre, si te portas bien te doy un chupachup, mira que rico ¡chocolate! y todo ese tipo de super felicidad del que rodeamos la comida basura)
  • Que no entraran en casa según que tipo de comidas (galletas con azúcar, bollería industrial en general, intentar comprar siempre integral, fruta y verdura buena de temporada…)
  • Aprender a leer las etiquetas de los alimentos.

  • Lo que no quiero para ella no me lo como yo.
  • Huír de marcas industriales de comida infantil (todas tienen un regusto dulzón para que les guste más que al final les inclinan hacia ese tipo de sabores)

A ver, lo repito siempre, no hay que ser talibana de nada, pero es que al final, un día porque es un cumple, un día porque es fiesta, un día porque es que has estado mala, un día porque vamos a merendar a casa de una amiguita, un día porque te dan una piruleta en la farmacia, un día porque en el cole se celebra la fiesta del mondongo aleatorio, un día porque es un evento blogger, y un día porque tiro porque me toca, al final como tengas una mínima vida social va a estar expuesta a comida malísima fuera de casa muchísimas veces.

A ver, muy bonito todo eso ¿Pero el truco dónde está?

Ya ya, que al final no os cuento el tema. Porque algo básico es que ella aprenda a decir que no, y no tenga que estar yo todo el día detrás. Pues lo básico es la información. Y una GRAN fuente de información hecha además a su medida y con la que yo me acuerdo aprendí un huevo, es la serie de dibujos animados “Erase una vez la vida“.

El capítulo dedicado a los dientes, el azúcar y la caries.

Este terror son las bacterias de los dientes, con sus sacos de azúcar, listos para empezar una caries

Ha sido mano de santo, le ha impresionado muchísimo ver las bacterias, el azúcar y lo que ocurre en la boca si no nos lavamos los dientes.

Luego hemos hablado también de lo que hace el azúcar en la sangre, y tampoco hemos entrado en mucho detalle más, porque tiene cuatro años.

Pero ahora donde antes pedía helado ahora pide fruta, o dónde antes pedía un cola cao ahora pregunta por lo menos si tienen cola cao cero, dice que no cuando le ofrecen una chuche (tampoco le han gustado mucho nunca) y en el supermercado mira conmigo las etiquetas y me ayuda a comprar solo cosas sin o con muy muy poca azúcar. Y eso poco a poco también va calando y va educando a una relación buena con la comida.

La comida no son premios, no son placeres que se puede permitir, todo y que alguna vez aparezcan, no son recompensas ni cosas a ganarse.

Al final el único truco está en el ejemplo y la educación, pero de verdad os recomiendo esa serie porque es muy ilustrativa y entienden el mensaje perfectamente.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

18 comentarios

  1. Así dando ejemplo! Es increíble la cantidad de azúcar que pueden tener los alimentos para niños que vemos por ahí entre diario! Gracias por el post y por tu reflexión!

  2. Ole ole y ole! un diez por vosotros, los padres. concuerdo con que una buena alimentacion es esencial en este tipo de apredizajes :) Es increible como chloe comia montón de fruta y como después de provar la nutella y derivados, cada vez cuesta más que la coma… nos venden mi…
    y siii esa serie era genial!!! ¿tu crees q estará en catalan?

  3. A mi mayor tampoco le han gustado mucho las chuches nunca,pero ahora con casi 5a cuando los amigos las comen me las pide (la cosa es que luego las deja casi enteras jeje) y el episodio que comentas aquí lo vimos el año pasado y ni un día ha dejado de lavarse los dientes cuando antes era una lucha es muy buena idea!

  4. Muy buena idea!! Sigo acordándome de ese capítulo, pero creo recordar que a mi no me hizo reaccionar así!! jejejejeje
    La educación y el ejemplo como dices, es lo más importante.
    Un beso!!

  5. En mi casa el tema de lavarse los dientes sola es algo que tiene interiorizado desde siempre, porque además es algo que hacemos todos y si alguna vez ha estado dormida y la poníamos directamente en la cama levanta la cabeza y nos recuerda que no se ha lavado los dientes.
    Otro tema diferente es el tema del azúcar. Es verdad que intento reducir el consumo o que sea en momentos puntuales.
    Cuando ha salido esta situación de explicar que no se puede comer cada día tal o cual cosa me fue super útil también el tema de ver ese capítulo de “Erase una vez la vida” ya que para ella fue una forma muy visual de entender que son las caries y que pasa cuando comes mucho azúcar.
    Supongo que muchos tenemos que mejorar nuestros hábitos y sobretodo que los padres debemos dar ejemplo.
    Pero también te digo que yo soy de las que piensa que en una alimentación saludable todo tiene cabida y no me gusta nada cuando se habla de alimentos prohibidos.

  6. Es genial que V esté tan concienciada con el tema de cero azúcar, en villa frutitos la verdad es que sí que tomamos productos con azúcar como yogures, en vasito, bebidos, petis, batidos, zumos… y encima toman leche de crecimiento!! Ya Melocotón no, pero lo hacía hasta hace dos días. Han comido potitos y comen galletas (bueno Manzanita, a Melocotón no le gustan, pero nunca se las he prohibido) y helados. Lo que no comen son gominolas, chupachups y ese tipo de cosas… eso no les llama nada la atención. Yo nunca se los he prohibido pero tampoco se los he comprado y me imagino que debido a la falta de costumbre es algo que no les llama. Además de tomar todos esos productos azucarados, tomamos mucha verdura, fruta y pescado, las 3 cosas les vuelven locos. El Melocotón no le gusta nada de dulces, ni repostería industrial, sus chucherías son las frutas y las prefieres antes de los yogures y petis que sí que los toma pero menos que la fruta. Manzanita aunque también toma mucha fruta, es de galletas, como su “gordita” mami que no puedo ser más golosa y es que el dulce me pierde. Todas las mañanas en el curro me redesayuno un croasan, napolitana, o el dulce que pille… Con esto lo que quiero decir es que en mi casa no puedo prohibir tomar productos azucarados cuando yo los tomo y mucho y que sin prohibirlos el Melocotón no los toma (yogures, petis y zumos sí) aún lo tenga delante, en fiesta de cumpleaños o donde sea y ha tomado potitos y leche de continuación que le han podido hacer el paladar a lo dulce y fíjate. Luego… yo creo que también depende luego mucho de cada niño. En cuanto a los dientes, eso lo tienen muy muy asimilado desde que tenían 2 dientes y medio se los cepillaban, primero sin pasta y luego con ella y son ellos solos los que van al baño a cepillarse después de las comidas. De hecho el Melocotón me pidió llevar el cepillo de dientes al comedor del cole, pero no le dejaron (cosa que no entiendo muy bien).
    Muchas gracias por compartir tu experiencia y me alegro mucho de que V te ayude a hacer la compra sana, al final los niños funcionan por imitación.

  7. Pues me viene de lujo tu post, con el que no puedo estar más de acuerdo, por cierto, porque estaba estos días pensando en buscar info en Google para explicarle a mi peque de 3 años el tema de las bacterias y caries. ¡Gracias!

  8. Mira, no se me había ocurrido lo del capítulo de Érase una vez la vida… Me ha parecido una idea genial, a ver si así consigo que estos dos se laven los dientes sin que sea una batalla…

  9. Mi hija tampoco como comida basura, excepto gusanitos, xq creo que si come equilibrado no hay nada de malo. Para mí el truco es q a mí no me gusta ese tipo de comida ni el chocolate por lo que nunca me ve comerlo y no hay en casa. Y cuando lo prueba, como quiere imitarme dice que no.
    Y lo de lavarse los dientes lo tiene como juego-rutina.
    Por cierto, me encantaba esa serie!! Tenía todos los libros, me parecía una forma divertida de aprender sobre nosotros.

  10. Pues me parecen muy buenas ideas, y la serie esa esa un filon, por ejemplo para explicar a los niños como nacen los bebés también tienen un capitulo buenisimo!

  11. Yo no valgo de ejemplo para ellos pese a que lo intento a diario, pero sí tratamos de restringir todas las porcadas, por lo menos en casa, ya que fuera es difícil controlarlo. Con el cole estamos muy contentos por el proyecto de comida saludable que tienen, que solo permiten fruta a media mañana. Porque mira si se fijan en esas cosas, que lleva un día yendo al casal, le eché un plátano, y ya me ha dicho esta mañana que aquello no es como el cole ¡que los niños llevan zumitos! Verás que se me echa a perder en verano.

  12. Es que esos dibujos son lo mejor, aún lo recuerdo yo jajaja, pues mira, me has dado una idea ;-) Besitos

  13. Aquí en esta casa entra el azucar. Aunque bien sabes que por el huerto también tenemos muchas verduras. Lo que al menos he conseguido es que se meriende todos los días 2 piezas de fruta. Para desayunar tenemos cereales.( que este año cambiará a pan tostado).
    Poco a poco.
    Gracias

  14. Que buen post. Admito que en mi casa es asignatura pendiente :_(
    Pero sí que los tengo muy concienciados con el tema caries.

  15. a menor consumo en la vida diaria, mejor caen los pancake days! :D

    sabes que me salen corazoncitos de los ojos después de leer quinua, no? aquí vivo de eso, de chirimoya y de palta / aguacate xD

    besos para ti, para la que está fuera y para la que pronto se independizará!

  16. Un post muy interesante, la verdad es que en la alimentación pecados mucho en mi casa, yo soy muy adicta a la mala comida, e intento no abusar por la peque, pero al final siempre cae algo que no debería, y es algo que intento mejorar. La mía aún es peque para entender Érase una vez, pero no es mala idea ir poniéndolos y explicarle poco a poco lo insalubre del exceso de azúcar. Gracias por la idea.

  17. Pues me has dado muy buenas ideas y consejos que pienso aplicar , el problema sera cuando le deje con mis padres que con los otros nietos pues alguna galleta , caramelo o vere a saber siempre hay y claro seguro que a el me haran lo mismo…

  18. Me creo perfectaente que viendo esos dibujos le haya calado el mensaje porque yo soy de las que aprendió cómo funcionaba el sistema nervioso central viéndolos jajjajaj.
    Mi problema es que yo tengo el enemigo en casa! a mi marido le encanta darle chocolate y en cuanto me descuido ya tiene un lacasito en la boca… U.U
    Pero bueno, por mi parte yo hago lo que puedo que será mejor que no hacer nada digo yo.

Deja un comentario