Cosas que no quiero olvidar de ti

Cosas sobre mi bebé

Cuatro años que van para cinco en 2017 y hay tantas cosas que no quiero olvidar. Igual que aquellas lejanas 20 cosas sobre ti cuando eras solo bebura. Las comentamos tu papá y yo por la noche, porque no te gusta que hablemos de ti delante tuyo, y he pensado que dejarlas aquí puede ser bonito para leerlas juntas dentro de unos años.

Desde que recuerdo tu color preferido es el rojo, quizá porque eras Kai, el  ninja rojo de NinjaGo, o Raphael la tortuga más badass. Tampoco sé cuándo empezó tu pasión con los dinosaurios, pero enseguida me dijiste que querías aprende sobre la extinción, y leemos una y otra y otra y otra vez Desde Entonces y Hasta Ahora,  que por algo soy tu experta contadora de cuentos favorita. Duermes abrazada a Braquio (entre tantos otros), el muñeco que compramos cuando te llevamos al museo de ciencias a ver la exposición del espinosaurio.

Aunque si algo te fascina son los leones, porque dices que los espíritus de todos los animales viven en ti, pero el que más es Rugido Potente, un león con ventosas en las patas y melana (palabra mezcla de melena y pelaca).

La otra noche me dijiste que querías ser ecológica, y encontrar fósiles de dinosaurio, creo que era más bien arqueóloga, así que estos días jugamos con la arena a desenterrar muñecos y a que eres una jefa de expedición en el desierto.

Es mágico como le hablas a tu hermana por el ombligo, y me pones crema en la barriga mientras le cuentas cosas.

Tienes una cruzada personal con el azúcar desde que viste el capítulo de Erase Una Vez la Vida sobre los dientes ¡de todas las comidas preguntas si tiene muchos o pocos saquitos!

Lo cuentas todo cantando, a veces pareces una peli de Disney, cuando te pones a explicar cantando porque no te quieres ir a la cama o el juguete que quieres comprar.

No se como será nuestro día a día con bolita dentro de unos meses, seguro que tan bonitos como contigo, que me haces sentir orgullosa y feliz con cada paso que das.

No pierdas tu bondad, tu empatía y tus ganas de cantarle a la vida.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

16 comentarios

  1. Ale Aventura Embarazo dice: Responder

    Me encanta estos textos que guardan recuerdos y momentos, porque qué verdad es que con el tiempo se nos pueden olvidar…

  2. A mí es que me emocionan estos post cuando nos ponemos “blanditas” y es que vamos atesorando momentos que son oro puro

  3. Pero que recuerdo más hermoso acabas de crear, que ganas de saber cuál será su reacción cuando lo lea de mayor. Descubrir la personalidad de nuestros hijos es un regalo, ver cómo esa pequeña persona va tomando forma es una aventura.

  4. Esto no se hace ¿vale?
    Has hecho que me enamore de tu niña y no me la vas a regalar ¿verdad?
    Eres tan bonita como ella.
    Un besazo!!

  5. Ay… Qué recuerdos, y qué coincidencias con uno u otro de los míos. El rojo, el cantar las cosas, los dinosaurios –espinisaurus incluido–, el no querer que hable de ellos delante suya…
    Para estas cosas empieza uno un blog 😉

  6. Estos post son amor del bueno… Qué bonito poder echar la vista atrás en el blog dentro de un tiempo eh? Así hay cosas que jamás se olvidan.
    (Yo también me acuerdo de las bolsitas de azúcar de las caries!!)
    Un besazo

  7. Es conocerla y entender todas y cada una de las cosas que quieres recordar y no vas a olvidar jamás. Yo también voy a recordar unas pocas. Palabra

  8. Me ha encantado.
    Sobre todo cuando dices que habla con tu peque por el ombligo, jeje. Cuando estaba embarazada de la tercera sus hermanos me habrían la boca para ver si la podían ver, cosas de niños.
    ¡Y lo de que lo diga todo cantando! ja ja. Es la protagonista de tu peli Disney debe ser un puntazo. Enhorabuena, me ha encantado el post y tu peque.

  9. Qué bonito que anotes todos estos recuerdos para cuando tu hija sea mayor :) Me encanta que quiera ser “ecológica”, jajajaja, qué graciosa! Besitos!

  10. Serán las hormonas ¡pero me he emocionado! También estoy en una fase que tengo algo de pena porque llegue la hermanita y ya no tenga momentos a solas para dedicarle a mi macaca. Supongo que luego todo se pone en su lugar pero la llegada de un hermanito siempre inquieta 😅

  11. aix.. es genial que guardes estas cosas porque parece que los momentos cotidianos pasan y se nos pueden olvidar detalles tan bonitos como estos.
    Me ha encantado ver que mi hija no es la única traumatizada después de ver el episodio de los dientes de la vida es así.
    El otro día me decía al pasar por una tienda de chuches que eran muy malos porque querían que tuvieramos muchas caries.. y luego llega a casa y me pide un huevo de pascua, Ole ella.

  12. Ya verás como con bolita esos momentos serán amor del bueno multiplicado por dos.
    Me parece algo muy bonito que lo dejes por escrito y que en un futuro más o menos lejano lo puedas releer con ella porque estas cosas pequeñas, que son el día a día, por mucho que no quieras se olvidan. Es imposible recordarlo todo, pero aquí siempre tendrás esta chuleta para recordarlo y sacar una sonrisilla.
    Un post precioso ^^

  13. ¡Ay, qué profundo! La mía solo quiere ser princesa hija, de ahí no sale. Bueno ¡y guapa! Que el otro día, como no para quieta, le dije que era un torbellino, y como no sabe lo que es me dice “no mamá, torbellino no. Yo soy guapa”. Y lo del azúcar ¡no la atemoriza nada! Miedo me da, porque vale, ha sacado la genética de tipín de su padre, pero con lo pequeña que es croe que hay días en los que se me desboca con las porquerías.

  14. Qué post más bonito! :) Sobre los dinos, un primo mío está obsesionado con unos juegos de desenterrar dinosaurios, los Arqueojugando de Clementoni, échale un vistazo porque creo que son chulos.

Deja un comentario