¿Cuándo hacer las primeras colonias? Sus primeras noches con el cole a los 4 años

¿Cuándo hacer las primeras colonias? Desde que empezó el colegio es un tema al que le hemos dado muchas vueltas, porque desde P3, hacen sus primeras colonias con dos noches fuera con 3-4 años, para irse cuatro días y tres noches en P4 y P5, y una semana desde primaria.

Las que me seguís por las redes habéis visto mis preocupaciones estas semanas atrás ¿no es muy peque para ir de colonias? ¿nos es demasiado tres noches fuera en P4? Teníamos muchas dudas, más por mi que por ella. Yo soy una cagada con el ¿y si le pasa algo? y claro luego está el ¿y si se despierte? ¿y si llora? ¿y si quiere conmigo o con su padre?

Mi dragona es muy consciente con su entorno, con lo que se dice y lo que se hace, así que lo que más ha pesado en la decisión era que ella quería ir, que en la clase llevan dos semanas trabajando las colonias en el aula, además de que a la vuelta los días que quedan de cole también hacen mucha referencia a lo que allí han aprendido ¿como se iba a sentir ella al estar excluida de eso? Por otra parte yo no estaba segura hasta que punto era consciente -ya que era algo que jamás había hecho antes- de que de verdad quería ir…

El primer año, cuando tenía 3, se puso mala y se las perdió, tampoco fue ningún trauma ni ella se sintió mal por no haber ido, yo no las tenía todas conmigo de todos modos y creo que fue bueno que se quedara. Dos noches fuera de casa con 3 años me parecía muy innecesario, aunque sin duda lo que más me sorprendió fue ser la única de 24 familias que pensara así.

Y como venido del cielo, vino una visita a la Granja Escuela hace poco, un espacio donde organizan campamentos y talleres para familias, de allí saqué una experiencia muy positiva con respecto a las colonias, además que tuvimos en la escuela una reunión personal con la tutora para acabar de hablar del tema y decidirnos, me di cuenta de todas las partes positivas que tenía.

Beneficios de las colonias o campamentos de verano

La autonomía y el hacer las cosas sola, como vestirse o hacer su cama. Practicar las habilidades sociales con sus iguales y con las adultas de referencia sin mamá y papá para intervenir con ella.

Vivir unos días fuera de su zona de confort, en los que también aprenderá a superar las dificultades que se le van a plantear, retos físicos, de comunicación que mejorarán su autoestima y confianza.

Todos los beneficios que tiene pasar cuatro días en la naturaleza, que aunque haya vuelto llena de rozaduras y con la ropa destruída es símbolo de que se lo ha pasado genial y han jugado muchísimo.

A la hora de enfocar con ella las colonias ha habido unos puntos muy importantes que hemos tenido en cuenta en casa.

  • No hacer foco en nada negativo, no decir cosas cosas “pasarás tres noches sin mami ni papi, ¿Segura que quieres ir?”
  • Implicarla en la compra de cosas que necesitéis, enganchar etiquetas, y preparar la maleta,  poner el nombre con rotulador a sus cosas y decidir lo que se va a llevar
  • Hacer un previo con ella dejándola a dormir en casa de un amigo suyo con otras criaturas y ver como pasa la noche
  • Relacionar las colonias con frases positivas. Jugarás, te lo pasarás genial, aprenderás muchas cosas nuevas, harás todo sola como las niñas grandes.

Y siempre hacemos bromas, yo le pregunto si yo puedo ir con ella, y me dice que no, porque no soy su maestra, o porque tengo el culo muy gordo y no cabe en la litera, pero todo siempre con risas y cosas buenas.

En el colegio además han hablado de lo que van a hacer y han preparado con dibujos su maleta para que sepan lo que tienen que llevarse. En ningún momento llevan el mochilón a la espalda -que me parece exagerado- dejan la maleta en el autocar y los monitores se las dejan en las habitaciones, allí ya si que se tienen que gestionar para hacerse las camas, coger las cosas de aseo cada mañana, guardar la ropa sucia o vestirse cada día con al ropa que habíamos preparado en casa.

El fin de semana antes de las colonias nos fuimos a Marina Dor -ciudad de vacaciones- me venía genial para pasar unos días los tres juntos, volvíamos un domingo por la tarde, el lunes lo tenía libre para prepararlo todo y el martes a primera hora salía en autocar.

Nuestra organización y aprovechar el día libre:

  • Probarle la ropa de verano -que aun no la había sacado- asegurarnos que le sirve, que se la sabe poner y quitar sola y está cómoda.
  • Etiquetar juntas, en lo que podía ponía ella pegatina, lo que no lo dejamos con etiqueta de plancha o escrito con rotulador de tela
  • Ir a comprar lo que nos faltara – un pijama de verano, unos zapatos de piscina antideslizantes que le agarren el tobillo para los juegos de agua…
  • Ir rociada de antipiojos y antimosquitos, porque tanto uno como otros los atrae. Todo y la loción y la pulsera para los mosquitos más buena que encontramos en la farmacia y venido por supuesto con piojos y una picada enorme en el tobillo.

Y luego relajarme, mucho, con el tema. Para ella es genial, es muy muy autónoma desde siempre, a la hora de ir al baño, lavarse los dientes, vestirse y vive super feliz cualquier ambiente o actividad.

Eso sí, las tres noches y los cuatro días han sido muy duros para mi. Creo que lo más negativo de todo es el no saber NADA de ella durante ese tiempo, creo que se deberían organizar para informarnos aunque sea una vez durante todo el tiempo de cómo están, enviar alguna foto a los grupos de chat, colgar en la web, algo que les veamos y nos quedemos tranquilas. Yo soy muy rancia además, y las bromas continuas en los chats de “que bien somos libres” no me hacían ni puta gracia, nunca me ha gustado decir ni en broma que estoy mejor sin mi hija, básicamente porque no es verdad.

Por lo demás a la vuelta ha llegado contenta, explicando muchas cosas, juegos y diciendo que se lo ha pasado muy bien. Con las rodillas peladas y arañazos de caídas que no sabe ni como se ha hecho. Pero a la pregunta de si el año que viene quiere volver a ir de colonias dice muy tranquila que no, que prefiere estar con nosotros porque nos ha echado de menos. Así que el año que viene ¡ya veremos!

¿A qué edad se van por primera vez vuestros hijos a dormir fuera con el cole? ¿Se hacen colonias en vuestra escuela?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

3 comentarios

  1. Aquí creo que el año que viene duermen un día en el cole y al siguiente una noche en la granja escuela. Pero vamos que no creo que nadie se quiera quedar a mi hijo más de un día. Ya te voy a visando. Jaja. Me alegra que lo hayáis superado… las dos

  2. Ay a mí todo me parece mucho. Mi bichilla creo que empiezan con un anoche en P4 o P5 pero en P3 nada de nada. Aunque también te digo una cosa: creo que si las hubiese hecho ya le hubiera encantado. Sin embargo, cuando tenía 2 y medio, aún colechábamos, buscábamos colegio, etc. ¡esto de las colonias me ponía los pelos de punta! Por una parte, sé que no son obligatorias, pero claro, si todos van menos ella…

  3. 2 noches con 3 años??? en el cole de Teo no hacen las primeras colonias, de una sola noche, hasta los 5!! Me parece una barbaridad, la verdad.

Deja un comentario