Empezamos el BLW ¡Qué diferente es la segunda vez!

imágen entera de fondo gris oscuro

¡Que diferentes son las segundas maternidades de las primeras! En muchísimos aspectos, pero si además tienes a una hija mayor que ha sido percentil 80 y una pequeña que a duras penas se mantiene dentro entre el 3 y el 5, pues mas aún.

La leona prácticamente nunca tomó una papilla, más allá de una crema de calabacín, un gazpacho o algo que nos haríamos a nosotras, pero mostró mucho interés por la comida desde peque, su primer verano se hinchó a boquerones, espetos de sardinas y pescaíto frito.

Mi ratona tiene casi 9 meses y es cierto que algunas cosas le gustan más que otra, como los macarrones o el salmón a la plancha, pero por lo general, prueba, guarrea y poco más, toma potitos, compotas de fruta y cereales hechos con leche de fórmula.

¿Cómo empezamos el BLW?

De esto se ha hablado mucho y en muchísimos blogs, yo os recomiendo sobretodo leer a cachito a cachito y ver sus consejos y recetas. Pero hay varios puntos básicos que os tenéis que asegurar de que cumplen:

  • La criatura se mantiene sentada.
  • Tiene interés por la comida.
  • Ya no tiene el reflejo de extrusión (escupe todo lo que le entra a la boca).

En esta infografía lo explican perfectamente y de una forma muy sencilla:

imágen entera de fondo gris oscuro

¿Qué se le puede dar de comer desde los 6 meses?

Aquí os voy a remitir también a otro experto y que compréis el ebook “sin dientes y a bocados” de Juan Llorca. Con todos los consejos desde el punto de vista nutricional sobre cómo empezar, y qué darle de comer. Las pautas a tener en cuenta son bastante sencillas, las más básicas son:

  • Texturas blandas o fáciles de chupar/ablandar/morder.
  • Nada de sal ni azúcar.
  • Seguir con lactancia materna a demanda (pecho o fórmula).

Estos serían tipos de alimentos ideales:

imágen entera de fondo gris oscuro

Nosotras hemos hecho tortitas de plátano, de calabacín, pero también ha comido judías, brócoli, frutas, o hasta makis de aguacate o alitas de pollo, le damos sobretodo de lo que comemos nosotros y yo además, por su bajo peso y mis ralladas mentales, como os contaba antes le hago muchos días (tampoco todos) las papillas de cereales con leche adaptada y potitos de frutas o verduras.

Principales diferencias entre un BLW y el segundo

Que básicamente cuando la enfermera me dijo que no lo podía hacer porque mi leche ya no tenía nutrientes y la niña necesitaba más alimento, me pasé su opinión por los waldorfs, y sabía que iba a hacer lo que quisiera.

No me preocupo tanto por los ahogamientos, atragantamientos y confío plenamente en la capacidad de autogestión de la niña.

He aprendido más recetas y no cometo errores como darle galletas “para bebés” de marcas comerciales, lácteos azucarados o comida no muy sana que se me coló con la primera. Además en casa todos comemos mejor que antes y las opciones que tiene a mano son mucho mejores.

imágen entera de fondo gris oscuro

Tampoco me preocupo tanto en hacer un BLW puro, lo único que sí tengo claro es que no la voy a forzar, engañar o intentar darle más comida cuando ya no quiere, claro que le insisto un poco, pero cuando no quiere no quiere, y entonces ya dejo de darle con la cuchara o no le ofrezco más cosas.

Para mi estas dos criaturas están siendo experiencias muy diferentes, también que han pasado casi cinco años y eso se nota ¡si prácticamente ningún blog hablaba de BLW y lo poco que había era en foros o páginas inglesas! Ahora hasta hay tiendas especializadas, cursos y asesorias.

Personalmente si os tengo que dar algún consejo, es el del sentido común, y aprender en familia a llevar una alimentación más de real food en general para que vuestros hijos e hijas puedan comer lo mismo que vosotros en todo momento.


No, no ha cargado mal la entrada. Así es como las ven los ciegos al usar el lector de blogs si no has configurado el texto alternativo al subirlas. Las imágenes son importantes, descríbelas para personas ciegas.

Por una red de blogs accesibles.

SiI tu también quieres participar, escribe un post con las imágenes en negro y copia este texto. Conoce cómo ve el mundo una persona ciega visitando 6sense Travel.

Para saber como configurar las imágenes con ALT puedes mirar este post:

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

4 comentarios

  1. Que curioso que difieran tanto unos peques de otros eh? Genial el post y genial la iniciativa… Besotes!

  2. Los míos han sido de percentil de peso grande los 2, e igual de zampones, pero la niña con 6 meses tenía un interés por la comida y una destreza para manipularla que el ceporrito no ha conseguido hasta pasado el año. Vamos, que lo que este comía de alimentación complementaria, así fuera en comida triturada o a lo bruto, ha sido de risa hasta pasado el año. Y ahí estaba, gordo como una peonza sólo con la leche. Ella comía más sólidos y este es más lactante, lo cual me hace preguntarme si no llegará a los 18 años enganchado a una teta para sobrevivir.

  3. Ostras Annabel, en eso también coincidimos! Hijo mayor percentil alto (96) y hija menor percentil bajo (3). Entre eso y que se llevan lo mismo de edad, menos en el sexo jeje
    Lo tendré en cuenta que recién empiezo

Deja un comentario