¡Fisher Price! Granjas y Coches un acierto seguro

Gracias a Madresfera hemos vuelto a probar los juguetes de Fisher-Price y os tengo que decir que pasan con creces nuestro sello de calidad, sobretodo su granja.

Como os enseñaba por Instagram el otro día, la antigua granja de Little People ha sido un juguete que nos ha acompañado durante tranquilamente 4 años con la mayor, y ahora la peque juega muchísimo con ella, es un juguete que en esta temporada (sobre los 2-3) se presta mucho al juego simbólico que es algo que despunta mucho en esta edad.

Jugar y Aprender

Algo que me encanta de toda la serie de Fisher-Price es como animan a la peque a hacer cosas, apretar un botón, más que solo hacer una luz o sonido -que también- le propone comandos “vamos a dar de comer al cerdo” o “tapemos a la vaca” que le hace reconocer los elementos, buscar, y le va dando ideas para su juego.

La granja está llena de detalles. Huevos que se levanta, comida para darles y una ranura en las cuadras para colocarla, una luz que se enciende, canciones, y algo que ya les fascinaba en la anterior y es una rampa por donde tirar a los personajes y que salgan por una puerta abajo.

El garaje cochilandia es además ideal en mi caso con las hermanas, tienen que tirar los coches por turnos, aprenden a compartir, a esperar, y ver el circuito que hacen les fascina una y otra vez.

Creatividad, imaginar historias, motricidad tanto con los animales, las puertas que se abren y cierran de la granja, el granero que gira (el grano se queda dentro y no sale) como con los coches.

Montaje y almacenaje

Tengo que decir que de este tipo de juguetes lo que más me preocupa es lo mucho que ocupan, en este sentido la granja es perfecta, porque todo y que tiene un montón más de funciones y jugabilidad han hecho que una de las partes se pueda doblar hacia la parte trasera y quede más recogida, además de que es bastante más bajita que la anterior.

Para montar la granja no hay más que abrir de la caja, lleva dos conectores, uno para cada lado, que asumo serán para conectar a otros mundos de little people, pero no he podido encontrar nada tampoco en Internet sobre eso, pero lo único hay que poner son cuatro tornillos con un destornillados de estrella.

El garaje Cochelandia es algo más laborioso, nada que no se pueda conseguir en un ratito, pero es de esos juguetes que si tenéis una criatura ansiosa y es para navidad, mejor montarlo y envolverlo ya listo para que puedan lanzar sus coches. Aquí tengo que decir que me habría gustado que no hubiera un coche de niño y uno de niña (rosa y con un lacito) y que al ser una pista de casi un metro de alto tengamos en cuenta que es un juguete que va a ocupar espacio, pero que lo van a flipar con él.

Regalos perfectos para Navidad

Personalmente creo que estos -igual que los muñecos Linkimals de los que os hablé hace poco, son regalos ideales, ya no solo porque lucen mucho, es que la durabilidad que personalmente he vivido con juguetes de Fisher-Price, que han pasado de una hija a la otra o entre primos es fantástica. Tiene pensados todos los detalles y se nota que versión a versión van mejorando, como el asa de transporte y la posición para guardar que esta trae.

Os dejo en enlace al mundo Little People de Amazon, hay mucho que descubrir. El precio de los dos juguetes está sobre los 50-60 euros, pero tanto coches como animales aquí es un clásico que con las niñas nunca fallan.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

Deja un comentario