¡Jugamos con Fisher Price!

Nos gusta jugar, mucho, y en esta casa somos muy fans de los juguetes, y una marca que lleva jugando con nosotras más de cinco años es Fisher Price, que además de que allá por 2013 fue uno de los primeros grandes eventos blogueros a los que asistí, y que luego con las princesas MagiClip de Mattel nos conquistaron, recientemente con toda la saga de Jurassic World han vuelto a entrar en casa por la puerta grande. Así que a la pequeña no podía faltarle también algo de ellos, cuando Madresfera propuso lanzar un sello de calidad con ellos ¡no nos lo podíamos perder!

Hemos probado una mesa de aprendizaje y un pequeño robot, con la pequeña de 11 meses y hasta con la mayor de 5 años que os tengo que decir que la mesa le trastea porque le encanta un botón que apretar, pero es que el robot ¡le ha encantado y lo quiere para ella!

Mesa multiaprendizaje bilingüe de Ríe y Aprende

Enlace a las características del producto aquí y la podéis comprar en Amazon por 59€.

Lo primero que nos ha gustado de la mesa es que nada más abrirla de la caja se puede jugar, las patas entrar con un click sin tener que usar herramientas y viene con las pilas incorporadas. Además me encanta su tamaño, sin ser un armatoste es un juguete grande, que le llama la atención y genial para ella, porque la puede usar de punto de apoyo precisamente para apoyarse y levantarse ahora que quiere estar todo el día de pie y su estabilidad le lleva hasta empujarla como un andador si hace falta, pero cuando choca contra la alfombra o una pared se para con ella y se pone a jugar con los botones.

La mesa tienen un montón de cosas para hacer, y tres niveles de juego, el primero de descubrir toqueteando y aporreando teclas, el segundo en el que aprender nombres de animales, formas, colores, letras y números tanto en español como en inglés y un tercer modo de jugar en el que la mesa les va proponiendo imitar a animales y realizar cosas.

Además en medio tiene un teléfono, que a la peque le ha fascinado porque lo puede sacar, meter, chupetear y llevar en la mano por toda la casa.

Es cierto que las luces le atraen un montón, pero la mesa además cuenta con muchos tipos de gadgets para practicar la psicomotricidad, una palanca que subir y bajar, una rueda mecánica que girar, un rodillo al que dar vueltas, una puerta, botones, o teclas, y varias texturas y formas con las que experimentar.

Os lo recomiendo desde los 8-9 meses y creo que es un juguete ideal hasta los 3 años tranquilamente. Con hermanas además es genial porque aprenden a compartir un juguete, pueden usar cada una un lado o ir descubriendo juntas todas las funciones.

Robi el Robot

Enlace a las características del producto aquí y la podéis comprar en Amazon por 45€

Si la mesa ha sido un éxito, no os imagináis cómo ha ido con el robot. Tanto con la bebé de 11 meses con con la mayor de 5 años, lo adoran. El tamaño es perfecto para abrazarlo o tenerlo por la casa sin que ocupe mucho ¡y es tan adorable!

La edad recomendada por el fabricante es de 9 a 36 meses ¡pero yo le quitaría el tope por arriba! La función que tiene para grabar y reproducir lo que has grabado pero dándole ritmo es un vicio, además que propone juegos como el de “congelados” en el que se pone a cantar y cuando para la música tenemos que quedarnos congelados y incentiva mucho al juego en familia y a la mayor a hacer un montón de locuras.

Para la peque, estimula los sentidos, ella se pone sentada delante a dar palmas y a menearse, además con los leeds de la barriga enseña los colores y canta canciones con letras y números.

Estimula la curiosidad y además da muy buen rollo siempre con esa sonrisa y el bailoteo. En mis story de Instagram podéis ver a la peque en acción, lo he dejado destacado en el apartado de juguetes ¡es una monería!

Nuestra opinión

Con la mayor no tuve este tipo de juguetes, pero viendo ahora el éxito que son, creo que son un regalo imprescindible para el primer cumpleaños de una criatura. Además tanto el robot como la mesa tienen control de volumen (únicamente dos posiciones pero ya está bien) y un botón de apagado por si se vuelven demasiado cansinos, aunque todavía no ha ocurrido. Al estar entretenidos y con sonido para mi es fácil poder ausentarme del salón, aunque sea ir a la cocina y saber que está jugando tranquilamente mientras oiga a los juguetes. ¡Nos han encantado!

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

Deja un comentario