¿Jugamos a mamás y mamás?

Desde hace ya más de un año, mi hija juega muchísimo al juego simbólico, con animales, con coches, con aviones, con muñecos y muñecas. Su juego favorito es coger uno más pequeño que otro y jugar a “papis y mamis”.

Hace poco además, influida seguro por el colegio porque es una palabra que jamás hemos usado en casa, juega a que los muñecos y muñecas son novios y novias entre ellos.

Supongo que porque en casa es el modelo que ve, igual que la mayoría de sus amigos, las series de televisión y las películas de Disney.

¿Qué se puede hacer en casa?

  • Cuando juego con ella, y ella juega a papá y mamá con sus muñecos, yo juego con ella, a mamá y mamá, papá y papá, o mamá o papá sola con su hijo. Al principio me decía que eso no es así, o que su amiga X de la clase le había dicho que no podían ser dos mamás. Hemos hablado mucho, abiertamente del tema, y le he explicado cada vez que sí es posible, que se lo diga a su amiga o que juntas se lo pregunten a la maestra, que ya verá como sí puede ser, y ahora los incorpora ya como un elemento más en el juego.
  • Tener en casa cuentos en los que también se muestran otros modelos de familia;

Nacido desde el corazón: Habla de las criaturas adoptadas. De como una pareja que no puede tener hijos recurren a la adopción, y el amor de esa criatura que va a venir se instala en el corazón, en el que va creciendo y creciendo hasta el precioso día del encuentro.

Nora y Zoe, dos mamás para un bebé: Dos mujeres se enamoran y usan técnicas de reproducción asistida para tener un bebé. Hay más de 16.000 nacimientos anuales en España por métodos de reproducción asistida y la autora quiere plantear también la situación en la que se le cuenta a una criatura su origen biológico.

Con Tango son tres: Preciosa historia en la que dos pingüinos machos se juntan y deciden ser papás. “Con Tango son tres” es la historia real de una singular pareja de pingüinos barbijo a los que el cuidador del zoo de Central Park, en Nueva York, Rob Gramzay, les dio la oportunidad -depositando un huevo en su nido- de tener una cría tras observar que incubaban infructuosamente una piedra. Así nació Tango, que fue la primera pingüino en tener dos padres.

  • Cuidar el contenido audiovisual; ¿Cuántas series de televisión infantiles o películas hay con otros modelos de familia claramente representados? Ciertamente hay muchas en las que no hacen referencia a ninguno en concreto, o ya en algunas se encuentras madres o padres solteros con criaturas a cargo, pero pocas veces encontraremos familias del mismo sexo o relaciones homosexuales normalizadas. Películas y series como los Boxtrolls, ParaNorman, Los Simpson, Hora de Aventuras o Frozen quizá empiezan a mostrar algo diferente, pero aun falta mucho camino por recorrer en este sentido.
  • Juegetes; Una casa de muñecas con una familia, puzzles que representan una escena doméstica, las familias de animales o cuándo jugamos a juego simbólico con ellas en casa. Normalizar ahí también otros modelos y que de vez en cuando salgan en los juegos y juguetes y en nuestro día a día.

Lo mismo se puede hacer con las diferencias físicas -por ejemplo tenemos una muñeca a la que se le perdió un brazo, en vez de hablar de ella como rota o cambiarla por otra, jugamos a que ella es así, y nació sin un brazo.

La inclusión  se trata de que no vean únicamente un modelo, pero de normalizar otras situaciones en nuestro día a día. En los juegos, en los cuentos y su entorno.

Y vosotras ¿jugáis alguna vez a mamás y mamás?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

5 comentarios

  1. en casa también hablamos mucho de estos temas de muchos modelos de familias.
    Una de las primeras amigas de Ona era una vecinita nuestra que es hija de madre soltera y surgió el tema de que no tenía “papá” y de ahí empezamos a hablar de estas cosas.
    Pero está genial que haya libros donde se representen los diferentes tipos de familias y hablar del tema con los niños que sino les pasa como a la compañera del cole de tu hija.

  2. Aquí es que tenemos representación de todo en la familia: parejas gays, divorciados, extranjeros… Me da a mí que lo va a interiorizar sin problemas.

  3. Me encanta como lo planteas. Es vital darle normalidad a lo que es normal. Cualquiera puede usar una expresión homófoba para dirigirse a alguien de manera despectiva y aquí no pasa nada. Esta actitud debe cambiar, los padres somos los que debemos darles las herramientas a los niños para aceptar y respetar a todo el mundo. Es la manera de que ellos también aprendan a ser respetados. No conocía los libros, voy a echarles un vistazo ya mismo. Genial tu post.

  4. te recomiendo entonces el Familiario de Mar Cerdà, lo tienen en Amazon y lo he visto también en librerías como La Central!

  5. Me parece genial lo que haces, y además muy necesario. Cada vez se ven mas tipos de familia y es nuestro deber brindar esa información a nuestros hijos de forma positiva. Mi hijo aún no muestra interés por estos temas, pero tengo claro que cuando llegue el momento lo hablaremos con toda la naturalidad del mundo, como cuando le llamó la atención porqué veía gente con la piel más oscura que él. Es importante que lo vean y acepten como algo normal, en nuestras manos está cambiar las cosas.

Deja un comentario