¡En la recta final del embarazo! Cosas que nunca te dicen…

Ya estamos a mitad del tercer trimestre, y es que este embarazo ha pasado volando.

Recuerdo con la dragona las ganas que tenía que saliera, como tenía todo preparado meses antes, la habitación montada, la ropa lavada y doblada en los cajones, la bolsa del hospital preparada semanas antes, la mini cuna, el cambiador y un precioso móvil colgado del techo.

Recuerdo que antes de ser madres llegué a pensar alguna vez el “no tengo tiempo para nada” y lo que me he reído de mí misma luego, como con los meses y los años de crianza aprendes a optimizar el tiempo, a hacer tres cosas a la vez, a compartir baño, a llegar al cole con los minutos contados y a especializarse en compras online, desde mi Amazon Prime que no se qué haría sin mi supermercado en casa, a encontrar las mejores ofertas de comprar productos Nuxe en la farmacia Online.

Porque esa es otra, las cremas, el salir de la ducha corriendo, el poderte poner una crema hidratante que se absorba rápido, el llevar siempre la crema solar -la suya y la mía- en el bolso porque nadie ha pensado en los beneficios de unas cuantas sombritas en un parque infantil,

La pequeña vienen un poco al ya nos apañaremos y es que sin duda, de la primera maternidad aprendes que nada es imprescindible, lo único que hace falta son las tetas y un lugar dónde dormir, que lo más práctico es que sea tu cama, porque ese ser lleva 9 meses pegado dentro de ti, y no le va a hacer ninguna gracia el tener que separarse ni un milímetro.

Y luego están esas maravillas que nadie te dice. Que el segundo embarazo vas a morir de sueño, pero a las 16 hay que salir al cole, así que nada de descanso después del trabajo. Que puede que tu suelo pélvico (podéis ver abajo esa magnífica viñeta de la quiles) ya esté tocado tras el primer parto y que en este una alergia primaveral llena de estornudos o un simple catarro puede hacer que a cada estornudo se escape el pipí. Que eso de no coger peso, es imposible porque tienes otra criatura que te pide brazos y no podrás negarte, que no sabrás donde tienes la cabeza la mitad de las veces, pero que todo compensará al final del día cuando tu hijo o hija mayor acaricien la barriga y le hablen al bebé a través del ombligo, contándole los juegos que harán y las cosas que le va a enseñar.

Así que estamos en la semana 32, no he comprado nada de ropa, ni tengo la cuna o el cochecito todavía, ni la silla para el coche, el cambiador o la bañerita. Y no tengo prisa por que salga, porque probablemente sea mi último embarazo y quiero disfrutar de cada patada y cada movimiento, aunque eso implique que a estas alturas ya me cuesta dormir y no soy capaz de encontrar la postura. Pero es que si el primer embarazo fue maravilloso, este segundo está siendo un estado mágico que no quiero que termine nunca.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

20 comentarios

  1. qué razón tienes en eso de que lo único que hace falta es tu cuerpo y el suyo cerquita, yo tampoco soy de nido preparado, no compré ni un pijama hasta que no les vi la cara, con María no tenía ni casa, pero es que me daba lo mismo, ya habrá tiempo

  2. ay que bonito lo explicas!!
    y yo que hoy, despues del malentendido con mi dibujico embarazada y la eco, tengo más ganas que nunca del segundo (easy easy Ruth jejejeje ya llegará) me hace enoooorme ilusión saber de vuestras experiencias

    …di que si!! es precioso, aunque cuando llegue lo será aun más que emoción, disfruta mucho de esta etapa (que ya te queda poquillooo) que pronto llega una más preciosa todavia

  3. Je je . Me encanta.
    Yo también recuerdo la habitación totalmente montada para mi primera hija; la cuna, la bañerita, la ropa, mi bolsa del hospital preparada, las cremitas para el pañal, …
    La tercera … casi nace sin la cuan montada!!!

  4. Yo a estas alturas ya voy a días. Algunos estoy deseando de que salga ya, otros en cambio todo lo contrario. Aun no me he puesto a preparar nada ni mucho menos. Aunque últimamente siento unas ansias de tirar cosas a la basura para hacer sitio que no son ni normales, jajajajaja
    La verdad es que el segundo embarazo es totalmente distinto y se pasa volando!

  5. Proyecto evacuación. Ahora todos mis mensajes van a empezar preguntando si va a desalojar y lo sabes

  6. Madre mía, a mí cuando se me pasa por la cabeza el tercero, me da la risa de pensar la situación, de que naciera y tener que subir al trastero después de llegar del hospital a montarle la cuna y el carrito…pobre no quiero ni pensarlo. Supongo que esto tiene que ver con la seguridad que tenemos cuando ya somos madres, con el poco tiempo y con el empacho de productos de bebés que acumulamos…

    1. Way to use the internet to help people solve prblmeos!

  7. Ai. Si ya no te queda nada!!!
    Yo fui un poco desastre con mis dos embarazos en lo referente a preparar cosas. Si con la primera hice la bolsa dos dias antes de parir con el segundo fue más o menos igual.
    Me ha encantado la viñeta de la quiles. Es real como la vida misma.
    Si estas teniendo perdidas de orina a estas alturas ponte en serio con los kegels!!!Has de sacar tiempo para cuidarte 😊

  8. Ya no queda nada…es un visto y no visto!!! Disfruta todo lo que te lo permita esta recta final. Genial el post y clavada la viñeta jajajajaja

  9. Los segundos embarazos pasan volando! Ya veras como lo ves todo con otros ojos. Si es que los primeros nos pillan de pringados del TODO XD

  10. En el primer embarazo lo miraba todo, lo revisaba todo, buscaba, comparaba etc jajajjaa con el de los mellizos todo fue mucho más relajado pero ya sabia más cosas eso sí jajjajaja ya queda poco guapa!!!

    1. You really saved my skin with this inoiomatfrn. Thanks!

  11. Pues a mí me da nostalgia cada vez que os leo comentando de vuestros embarazos. A mí se me pasó muy rápido también y me dio mucha pena porque con lo que me costó lograrlo y cuando más feliz estaba y relajada, se acabo! Yo tb soy de las precavidas. A los 5 meses tenía prácticamente todo y a los 7 habitacion lista y las bolsas, claro. Pero ya os he leído a varias decir que el 2 embarazo es diferente. Entre otras cosas porque el bebé o el hijo que ya tenéis os exige cosas que en un embarazo primero, lógicamente, no tenéis. Me río mucho cuando pones en las redes que aún no tienes casi nada para ella. Menos mal que va a nacer en verano y puede ir en pañales simplemente!!!

  12. Pues haces muy bien de disfrutarlo porque lo que está claro es que muchas de las cosas que nos venden como imprescindibles no son ni siquiera necesarias, así que aprovecha el tiempo para vivir ese embarazo como te mereces :-)

  13. Jo que forma tan distinta de vivir “lo mismo” que nunca hay dos embarazos iguales… disfrutalo mucho, todo a tope, de verdad :)

    Al final las cosas son lo de menos y si te falta algo siempre puedes pedir a amazon de un dia para otro jajajaja!

  14. Ya te queda poquito!!! Eso eso a disfrutar de lonque te queda, aunque yo a esas alturas ya tenia unas ganas de conocerlo (pero claro era el primero)
    Me ha encantado la viñeta, jajajaja muy buena!!

  15. Ayyyyy, sin ningún apaño aún. Yo vivía así de desahogada hasta que se me cayó el churumbelito en la semana 35 (no es por meterte el miedo en el cuerpo, pero si lo piensas ¡a ti te queda un rato corto para llegar ahí!). Así es que si me preñara de nuevo, cosa que creo que no pasará ¡lo prepararía todo casi al ver el positivo en el test!

  16. Qué disfrutes mucho de este último tramo y lo que tu dices lo único imprescindible es la teta y una cama..lo demás ya se verá. Es cierto todo lo que aprendemos cuando somos madres a organizarnos y a optimizar el tiempo de tal manera que al final casi que llegamos a todo, aunque al principio del día tengamos la sensación de que no nos dará tiempo. En nada la tenemos aquí, cuidate mucho. Besitos

  17. Así me veo yo con el siguiente embarazo. Es que la histeria de primeriza hace mucho y luego te das cuenta de de no necesitas ni la mitad de las cosas jajajaja pero de los errores se aprende! Ánimo que ya te queda poquito ;)

Deja un comentario