Mi bebé con dos años no habla, bueno, habla en su idioma…

En julio mi peque cumplió dos años, y no dice ni su nombre, la verdad es que se hace entender en su idioma, pero el retraso en el lenguaje es algo preocupante y más cuando comparas con otras criaturas de su edad, o peor aun, con su hermana que tuvo un desarrollo del lenguaje muy precoz.

¿Cuándo preocuparnos si nuestro hijo no habla?

En nuestro caso hablamos con su pediatra y nos explicó que algunos signos de alarma son:

  • No señalar ni usar gestos para comunicarse alrededor del año.
  • Tener dificultades para imitar sonidos.
  • Si no atiende ordenes sencillas como coger, dejar, venir, dar.

Con dos años mi hija tiene muy pocas palabras claras: mamá, papá, teta, agua, no. El resto son palabras que se ha inventado (lalá para hermana, gaga para rana, pai para cinco, bubbubá para huevo…), algunas que son sonidos (Miam para gato, guau para perro, oohhoo para caballo) y otras son sonidos que usa para todo, como ayá.

Lo que más nos preocupaba es que algo tan básico como Si, no lo repite, ella dice , y su nombre, Elora, tampoco, siempre que le preguntan como se llama o se refiere a ella dice Bebé.

¿Cómo estimular a con un bebé que no habla?

Pues para nuestra sorpresa la pediatra nos dijo que no la forzáramos mucho a repetir, y que cuando nos comunicáramos con ella evitemos los gestos y diéramos prioridad al lenguaje, por ejemplo si le estamos pidiendo que traiga los zapatos, no le señalemos los zapatos o los pies y hagamos el gesto de venir, que prime la comunicación verbal, así también nos aseguramos de que está entendiendo las palabras y tiene la comprensión. Y que el resto también son hitos evolutivos a los que algunos niños llegan antes que otros.

Hablar mucho, decir nombres de objetos, jugar a encontrar colores, veo veo, cantar canciones, al final cuando es una criatura que no tienen ningún problema, seguir dando ejemplo y jugando para que poco a poco vaya adquiriendo estas habilidades.

¿Por qué mi bebé no habla?

Otra cosa que me ha sorprendido mucho, y en la que no se piensa es que para poder hablar también se requieren una serie de músculos y que los sistemas de la boca, dientes y musculatura maxilofacial son complejos. La peque ha tenido una dentición muy tardía, le salieron algunas muelas, luego dientes arriba pero por ejemplo los dientes de abajo, que son los primeros en salir, han tardado casi dos años.

Mi peque casi no come, está por debajo del percentil 3 de peso, y todos los movimientos de masticación también afectan a la tonicidad de los elementos de la boca y la cara que usamos para hablar y hacen que pueda realizar sonidos o fonemas concretos.

Lo más importante es que la adquisición del lenguaje es un proceso evolutivo que sigue su propio ritmo, siendo éste es diferente en cada criatura. 

Por supuesto dar buenos modelos, referirnos al perro como perro y no como “mira un guau” y aunque ella pronuncie mal las palabras nosotros seguir pronunciándolas bien. Esto parece una tontería, pero pasa mucho, los adultos tienden a infantilizar las palabras o repetir las de los bebés porque son más graciosas.

¿Me tengo que preocupar si con dos años no habla?

Como madre o padre creo que es inevitable preocuparse. Yo os diría sobretodo hablar con el pediatra en las revisiones periódicas que os dará las claves para detectar un problema y poder tratarlo cuanto antes mejor. He conocido casos cercanos en los que de verdad había un problema de oído o que un retraso en el habla junto con otros marcadores fue indicador de otro tipo de diagnósticos tempranos.

Tengo que contar también que para bien o para mal, la peque tiene una hermana mayor que habla muchísimo, por una parte le enseña constantemente palabras, pero por otra es cierto que no le deja muchas veces espacio para responder o contestar.

En nuestro caso particular seguiremos observando, en los últimos meses no han aparecido palabras nuevas, bueno sí, ahora a los caballos los llama Titín, porque se subió a un poni llamado Tintín. la semana que viene por eso vuelve a la escoleta y quizá con otros niños y niñas, todo y que la mayoría son más pequeños, se anima a decir más cosas.

¡Ya os iré contando!

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

3 comentarios

  1. A mí con Laura me pasa lo mismo va camino de 26 meses y dice 4 cosas eso sí las canciones las tararea entiende todo lo que dices y obedece mi pediatra me comentó que hasta los 2 años y medio no hay preocuparse que sino dice nada ya hablábamos pero parece que cada día ya va diciendo cositas en su idioma pero lo intenta ueu es huevo guagua es agua o perro depende las vocales si te las dice de una en una y orden y pepa lo borda jajaja por pepa Pig espero que de aquí a navidades hablé más sino me toca llevarla para que la evalúen ya te contaré 😘😘

  2. Si la pediatra te ha dicho muy claramente que no pasa nada, supongo que no hay de qué preocuparse, y en caso de no tenerlo claro siempre se puede pedir segunda opinión (ya depende de la confianza con la pediatra).

    Yo soy el caso de tu hija mayor, la mía que se lleva nada con la tuya peque no calla, es una barbaridad pero que la misma profesora me ha dicho varias veces que flipa con ella con lo que llega a hablar y como se comunica, pero viendo en grupo que tengo de madres con niños de edad similar veo tantos casos diferentes, y niños mayores que la mía sus madres viendo vídeos dicen que como habla que ni comparación con los suyos.

    Al final cada niño tiene su ritmo e igual que la mía duerme como el culo y ahora con dos años empezamos a tener noches de dormir hasta las 7am hay otros que a los 2 meses ya duermen 12h del tirón… otros comen un montón y otros nada

    además lo que comentas de la comida tiene su lógica! si no come demasiado le costará más pronunciar cosas, lo veo lógico al menos XD

    Es ir controlando y mirando supongo, ánimos que mientras se haga entender al menos sorda sabes que no está jeje (y lo demuestra que por ir con un caballo con un nombre ahora todos sean así)

  3. Si ves que te entiende, aunque no hable tanto como tú esperabas, seguramente todo vaya bien. Eso sí, la teoría de que la comunicación mediante gestos y signos interfiere en el desarrollo de la comunicación verbal ya está desfasada. De hecho, la lengua de signos ayuda a los niños a comprender y aprender nuevas palabras, no va a ir más despacio por este motivo.

Deja un comentario