Niños que se aburren ¡Que aburrimiento! Un cuento sobre aburrirse

que aburrimiento libro sobre el aburrimiento

¡Que aburrimiento! ¡Mami me aburro! ¡Es que no se que hacer! Estoy segura que esas frases las habéis escuchado un montón, porque hay días que no puedo jugar con ella, tengo que atender a la hermana, preparar la comida, o hay que hacer algo de la casa (que de vez en cuando también toca) así que le toca aburrirse.

A veces parece que tenemos miedo a que nuestros hijos se aburran, o no queremos que pase. ¡Con la de juguetes que tienes, juega con algo! Pero se aburren, ella quiere sobretodo que NOSOTROS JUGUEMOS con ella, a lo que sea. Los juegos simbólicos son sus favoritos, o jugar a que sus muñecos, que tienen vida claro, la conocen a ella, que es un espía león con ventosas y garras… vamos, que imaginación no le falta, pero tenemos que participar también de la trama.

Es bueno que los niños se aburran

  • Se les ocurren nuevas ideas de juego
  • Refuerza su independencia
  • Les das el espacio y tiempo para que se hagan más autonomos
  • Piensa y sacan conclusiones ellos solos
  • Usan la creatividad
  • Trabajan la paciencia

Qué podemos hacer para que los niños no se aburran

Aquí mi consejo es que no hagamos nada, que les demos la oportunidad de que por si mismos se les ocurran cosas, descubran formas de entretenerse.

Si previamente han hecho actividades con nosotros con materiales creativos, pintar, y tienen a su alcance sus juegos y juguetes es más fácil que llegado ese momento de “aburrimiento” sepan gestionarlo por ellos mismo, ir al cajón, sacar los colores, ponerse a crear, por eso también es muy importante que el juego no sea siempre dirigido con los niños, y que aunque les acompañemos sean ellos los que sepan empezarlo, preparar y guardar las cosas, que tienen que estar a su alcance.

Tener un rincón de lectura y actividades de manualidades donde puedan acudir a buscar inspiración.

¡Qué aburrimiento!

que aburrimiento libro sobre el aburrimiento

 

¡Que aburrimiento! es un libro de Henrike Wilson que ha sacado la editorial Lóguez y podéis encontrar en boolino. Un pequeño oso que se aburre, su mamá no puede jugar con él, los otros cachorros están entretenidos con su cosas ¡y él se aburre mucho!

Lo primero que llama la atención de libro son las grandes ilustraciones, los preciosos colores y los dibujos que de solo mirarlos dan sensación de paz y de inmensidad, puedes sentir el silencio y el aburrimiento del oso en el bosque.

porque se aburren los niños

Y lo mejor del libro es ver cómo poco a poco va descubriendo su entorno. Las nubes. Unas hormigas llevándose un fruto. Un topo. Un pájaro. Y entonces sin darse cuenta se pone a jugar, a buscar formas en las nubes, a subirse a un tronco y intentar ser como el águila. Un cuento en el que poco a poco aprenderemos como a veces para divertirse lo único que hay que hacer es mirar alrededor.

¿Nos aburrimos?

Una actividad que podemos hacer en casa es sentarnos en medio del salón, de la habitación donde están los juegos, escuchar -una voz de un vecino, el perro que ladra, la televisión de enfrente por el ojopatio- y poco a poco mirar por una ventana, a nuestro alrededor, y dejar que al niño o la niña se le ocurran cosas por hacer y que sea quien guíe mientras jugáis con él. Otra día hacer lo mismo pero dejándole solo mientras aprovechamos para hacer otra cosa en la casa y decirle que lugo, como el oso, nos tendrá que contar su aventuras o a lo que ha jugado.

Es muy positivo que nuestras criaturas aprendan a aburrirse y con este tipo de libro les ayudamos de una forma positiva a ser capaces de entretenerse y desarrollar su creatividad con la que buscar juegos y actividades.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

Deja un comentario