Nuevos propósitos ¡A desintoxicarse!

El año ya lleva unos pocos días, me he sentado al ordenador y si os tengo que decir la verdad no me apetece nada bloguear, el 2016 ha empezado extraño. Muy feliz, no me malinterpretéis, si hay algo que no me gusta nada, son los post de penurias.

Pero tengo algunos propósitos que son de esos lifechangers y sé que tendré un antes y un después de este año.

Primero de todo, la alimentación. Estos días voy a dar un poco el coñazo con eso, nos hemos vuelto vegetarianos. Mi pareja y yo, la niña en el colegio va a hacer comida “normal” y aquí pues como siempre, lo mismo que nosotros. El año pasado es cierto que fue un poco de transición. Hicimos una reducción muy grande de las veces que comíamos carne, yo en casa prácticamente no compraba, todo y que pescado entraba una y dos veces por semana, y solíamos comer fuera una muy amenudo. Hay muchas cosas que ya hemos eliminado de nuestra dieta hace tiempo, casi totalmente, sobretodo azúcares y comidas procesadas. Ahora cuando comemos fuera buscamos sitios veganos o nos vamos al sushi vegetal, la verdad es que viviendo en Barcelona ciudad es todo bastante fácil.

fat-sick-nearly-dead batidos verdesAsí que después de ver un documental buenísimo en mi amada Netflix que se llama “fat, sick and nearly dead” me lancé a Amazon a comprar una slow juicer, una exprimidora de esas lentas que extraen el líquido de las frutas y verduras. Ya tuve una incursión con los batidos verdes, y aunque me gustaba mucho, la textura no era ideal, en ese sentido la licuadora va a ser la solución.

Por poco más de 80 euros y varias horas mirando reviews opiniones y comparaciones de licuadoras y aparatos así, en unos días tenía mi caja en casa y un cacho menos de encimera en la cocina. Os puedo decir que te cambia la vida. Exprimidores slowjuice para jugos de verduras y frutas puedes encontrar desde unos 40 euros hasta casi 500, así que nos decidimos por uno de gama sencilla, y si vemos que la cosa tira adelante, siempre estamos a tiempo de los reyes que viene hacer un upgrade.

El propósito es hacer unos cuantos días solo a base de jugos de verduras y frutas, con eso se busca una limpieza, un detox, o un reboot del cuerpo para prepararlo de cara a un cambio en la alimentación. Las experiencias de gente que ha hecho cosas así se leen siempre positivas, y sobretodo hablan de ganar energía, que es algo que me hace mucha falta.

Hoy estoy en mi primer día. ¿Qué es lo que más me cuesta?

  • Quitarme mi desayuno de café y pan. Soy de desayunar al rato de haberme levantado y eso suele ser, o en el bar de abajo cuando paseo al perro o en el take away del trabajo antes de entrar. Y siempre café y un bocadillo vegetal (bueno, vegetal ahora, antes me tomaba mi jamón y mi fuet tan panchamente)
  • Hacer las comidas de la peque. Y ella come sano, pero claro, realmente ahora lo que me apetece es echar todas las tentaciones de casa.
  • No comer caliente. En invierno soy de sopa/crema de calabacín y en verano de gazpacho eso es así. Y estamos en invierno, quiero sentarme con una cuchara y algo caliente…

En realidad eso van a ser unos días, lo que aguante con el reinicio del sistema digestivo, y simplemente tengo que pensar que en unos días vuelvo a poder comer todo eso sin problemas.

¿Voy a perder peso? Ojalá, porque vive dios que falta me hace, pero desde el embarazo -y porque te pesan cada mes- no he vuelto a subirme a una báscula, no quiero vivir pendiente de si pierdo peso o me quito kilos, si la cosa va bien lo notaré, al ver las fotos, al ponerme ropa, y al sentirme mejor físicamente.

Así que deseadme suerte…. ¡os iré contando por las redes sociales! ¿Qué es lo que peor llevaríais de hacer algo así?

 

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

8 comentarios

  1. Como sabes nosotros también estamos en transición. Empezó por ser “comer menos carne hasta llegar a nada” a ser un adios a la leche y derivados. Yo no esperaba llegar a tanto, pero es lo que tiene ver documentales y videos, que te abre la mente a un mundo totalmente diferente. Y en esas estamos. Confieso que lo que mas me costaria de los batidos estos que haces son los que tienen verdura. Y es que a mi la verdura cruda no me llama. Mi marido y mi hijo si, es ponerme a picar zanahorias y tenerlos a los dos alrededor como conejos buscando, pero a mi no me termina de enamorar. Pero ya no digo nada que caigo jaja. Creo que me va a venir bien leerte en esta fase ;)

  2. Extraño…mi año ha empezado de culo jajaja. Pero tengo fe, todo cambiará!
    Eso si, no te acompaño en eso de ser vegetariana, que una está siempre anémica y un buen filetito le viene bien. Animo!!

  3. Yo seria incapaz de hacer una dieta completamente vegetariana aunque la verdad es que realmente como muy poca carne pero si tuviera que hacerla sin comer en caliente seguro que sería imposible.
    Muchos ánimos con estos cambios de hábitos.
    Aunque con mis conocimientos en dietética tengo que decirte que la proteína animal tomada en justa medida no es mala, el problema es el abuso que se hace y sobretodo de embutidos. Pero al final no se debería eliminar del todo en una dieta equilibrada.

  4. ¡Suerte! Como te quedes seca como un palo ¡no te copio! Que pierdo la fama de vaca-burra. Pero por salud no me parece mala idea cambiar de hábitos. Y debería hacerlo pero es que me da una pereza…

  5. Cuestion de madres dice: Responder

    Ánimo, cuentas con todo nuestro apoyo y no te dejaremos caer… yo lo llevaría fatal porque me gusta el choricito que hace mi madre en la matanza así que… yo creo que llevaría mal eso, el saber que no lo podría volver a probar (este año no lo probaré porque no ha hecho :P )

  6. Hola!!
    Es un cambio importante. Yo el detox no lo he probado pero si hacemos dieta alcalina en casa junto con zumos de frutas y verduras. Lo que más cuesta es empezar porque hay que sustituir unos alimentos por otros pero ya verás como los zumos llenan bastante y luego no entran tantas ganas de comer. En verano se lleva mejor porque la temperatura acompaña. Un saludo y suerte

  7. Mucha suerte! Voy falta de fuerza de voluntad y picar es mi perdición… Hay cosas que me costaría mucho dejar de comer como el pescado.. Aunque tengo que reconocer que en casa las verduras nos encantan! Ya nos contarás alguna receta de jugos! Si es verdad que los he tomado fuera, en casa no me he atrevido! Lo dicho mucha suerte!

  8. Te admiro por tener tanta fuerza de voluntad! Mi récord de aguantar sin comer guarrerías es tan corto que ni lo pongo.
    Esa licuadora aprovecha bien la comida? No se desperdicia la mitad de la hortaliza que pones a licuar?

Deja un comentario