Primeros libros de la bebé: Te quiero noche y día

Cuentos de 0-2 años

Libros pequeños, libros con tapas y hojas duras y gruesas para que no se pueda hacer daño, libros con contrastes de colores y dibujos bonitos. Esta es la biblioteca que poco a poco le estamos construyendo a la ratona, porque a su madre, su padre y a su hermana si algo les apasiona son los cuentos y los libros, así que ella no va a ser menos.

Además yo espero con ansias el día que se sienten a leer cuentos juntas (a una le falta aprender a leer y a la otra aprender a sentarse, pero todo llegará), así que estamos poco a poco creando una biblioteca de 0-3 años.

Te quiero noche y día, tienen todo eso y más, sobretodo musicalidad en la letra, porque a estas edades es más precioso cantar la cuentos que contarlos, y a este cuento tal y como lo vas leyendo se va transformando en una melodía.

Te quiero de noche te quiero de día, en todo momento y todos los días

De la editorial Corimbo y distribuído por Boolino, podéis encontrar este cuento en su web, con el que hablar del amor, y decirnos muchas veces te quiero.

dibujos te quiero noche y día

Te quiero desde arriba, te quiero desde abajo, cuando todo es fácil o cuesta abajo.

Pueden ser dos amigos, un padre, una madre, un hijo o una hija, un nieto o un sobrino. En este cuento solo se habla del amor, en muchas situaciones, como incluso nos queremos cuando estamos enfadados.

Te quiero muy cerca, te quiero a mi lado, con  mucha razón o equivocado

Y esa parte me viene de perlas, porque la mayor ha entrado en esa fase de que cuando se enfada, me dice el pues ya no te quiero y yo le digo que sí, que la quiero, que la quiero fuerte, que la quiero grande, que la querré siempre.

interior tte quiero noche y día

Un libro con unas ilustraciones dobles a todo color en sus 27 páginas, con preciosos detalles de animalitos, poca letra y mucha musicalidad sobre el amor, donde los textos dulces de Smriti Psasadam-Halls combinan a la perfección con las ilustraciones de Alison Brown llenas de emociones.

Porque no hay que esperar al día del padre, día de la madre, o de acción de gracias para decirnos cuánto nos queremos, porque es bonito hablar del amor con nuestras criaturas, que sientan cada día cuánto les queremos y que sepan que pase lo que pase siempre estaremos ahí para ellos.

¿Ya habéis añadido cuentos a la lista de los reyes magos?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

1 comentario

  1. en este tipo de textos creo que se debería dar un premio especial a los traductores, porque conservar el mensaje y la cadencia es todo un reto!

Deja un comentario