La importancia de la educación vial en la infancia

A veces no me doy cuenta de las cosas, voy rápido y sin mirar, tengo prisas, pero cuándo un verano hace unos años estaba esperando en un semáforo con mi sobrino de tres y un hombre pasó en rojo, me di cuenta de como de importantes son nuestras acciones aunque nos parezca que no.

En rojo no se puede cruzar – ¿Por qué cruza ese señor? – Porque no sabe que no se debe cruzar en rojo – ¿Y Por qué no lo sabe? – Porque nadie se lo habrá explicado – ¿Y porque nadie se lo ha explicado? – No sé, porque no habrá preguntado – ¿Y por qué no preguntado? – Es que es tonto.

Supongo que todas las mamás habéis tenido conversaciones como esta unas cuantas veces, y yo misma las tengo ahora ya con mi hija en infinidad de ocasiones. Y es que creo que es básico enseñar con el ejemplo. Lo triste es que no es solo nuestro ejemplo, será el de muchas cosas que vea, gente que le rodee o conocidos con los que se cruce en el espacio y el tiempo. Por eso yo desde que la llevaba en el fularcillo delante de mi ya le iba hablando de los colores, los semáforos, que vamos a cruzar cuándo esté en verde…

Ahora ya, con casi cuatro años podemos ir un poco más allá, y ver cuentos o juegos online sobre el tema. Desde la Fundación Mapfre han puesto en marcha una página que me ha encantado http://www.losmaspequenosyseguridadvial.com/ en ella hay juegos para hacer con los más pequeños de 3 a 5 años, concursos dónde participar, vídeos y un montón de actividades.

seguridad vialSi hay algo que especialmente puede conmigo, y será porque vivo en una calle con un carril bici justo enfrente, que tengo que cruzar varias veces todos los días, es que la mayoría de los ciclistas, no respetan norma alguna, y mira que no me gusta generalizar, pero en este caso, y por lo menos en Barcelona os puedo asegurar que es cierto, será por el Bicing, que genera un montón de usuarios tontunos, pero no respetan los semáforos, ni saben que las normas de circulación van con ellos, y ya cuando veo esas bicis con la sillita detrás, el niño sin casco, y saltándose el semáforo, me parece horrible. Y es que día sí día no se escucha a algún conductor increpar a un ciclista porque casi se lo come, y el 100% de las veces, es culpa del ciclista…

Mi granito de arena sobre la seguridad vial es sumarnos a la iniciativa de La Orquídea Dichosa, y pedir –tanto a las mamás como a las personas si hijos- que por favor no crucen en rojo, y mucho menos si vais con niños o hay niños mirando.

Campaña de la Orquídea Dichosa #enrojoNO
Campaña de la Orquídea Dichosa #enrojoNO
Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

7 comentarios

  1. Creo que voy a darme una vuelta por esa web que has dejado de Mapfre, a ver qué tal…
    Las prisas no son buenas, al ir siempre corriendo a veces no nos damos cuenta del peligro de algunas situaciones ni del mal ejemplo que podemos dar.
    Me ha encantado ;-)
    ¡Besotes!

    1. Está super graciosa con juegos para niños, en la misma web abajo hay un link con otra para más “mayores”, pero a mi cualquier videojuego educativo me gana :)

  2. ¡Me apunto a la campaña y posteo! Gran propuesta, sí señor. Tras una semana dedicada a niños, me estoy poniendo al día, ¡y menos mal porque me ha encantado esta iniciativa!

    1. Siii! Apuntate a ver si entre todos hacemos algo :) ¡Un besote!

  3. ¡Muchas gracias por unirte! Es muy importante enseñarles desde pequeños, y sin duda el ejemplo “comunitario” es la mejor enseñanza.
    Un besote gordo!

  4. Es verdad, tenemos que andar con cuidado, y especialmente cuando los niños nos miran para que aprendan lo que es correcto, porque hay de cada loco suelto en la carretera…

    1. Uff, a mi me da un miedo vivir en ciudad con tanto tráfico y gente con prisas y sin mirar… :( Pero sí, hay que ir con mil ojos!

Deja un comentario