Spa con bebés en Barcelona: Bali Spirit Spa Lounge

Poder disfrutar de una sesión de spa con tu bebé, reconectar con tu cuerpo después del parto, vivir ese oasis de relajación en medio de todo lo frenético que es la crianza, parar, respirar, disfrutar, sentir. Es algo que todas deberíamos hacer de vez en cuando.

Para mi, la visita al Bali Spirit fue una experiencia sanadora en un momento de mi vida muy intenso, poder parar y disfrutar de ese tiempo y ese espacio junto a mi bebé, y sobretodo ver como ella se relajaba, se dormía incluso, como los olores, la música, y la compañía de la terapeuta nos envolvían y nos cuidaban es algo increíble.

Si estáis en Barcelona y buscáis un regalo para una embarazada, una mamá reciente o incluso con criaturas más mayores, o en familia junto a papá, en Bali tienen un montón de opciones y diferentes paquetes que cubrirán todas las necesidades.

  • Baby Spa: Un masaje para mamás y bebés, disfrutando, relajando y mimando el vínculo, recibiendo un masaje juntas con un baño herbal. Una hora de duración.
  • Family Baby Pack: Una experiencia que también involucra al papá, para relajarse en familia y conectando con el bebé. Una experiencia en la que el papá también puede ser protagonista y en la que poder disfrutar de tiempo en familia juntos, con baño, masaje y siempre adaptando la sesión y la situación al bebé y sus necesidades.
  • Bali Spa & Foto Session: Si la experiencia del Baby Spa es un momento único no os podéis imaginar además lo que es llevarte esos momentos en fotografía a manos de una profesional que lleva más de 10 años en sesiones de fotos a embarazadas y bebés. Las que podéis ver en este post son todas suyas.

Y si tenéis una criatura más grande, no dudéis en preguntarle porque hacen todo tipo de sesiones, tratamientos personalizados y se adaptan a lo que queráis.

Además tienen un montón de paquetes para embarazadas, desde un masaje balinés especial para el embarazo, con tratamientos de pies, piernas y pedicura incluída a un ritual con envoltura selendang para ayudar al sistema linfático, que limpia, purifica y restaura el cuerpo.

De mi experiencia personal visitando el Bali os puedo decir que ha sido sin duda sorprendente, situado en el centro de Barcelona, no te crees que ese oasis pueda estár ahí, en medio de la ciudad, desde el momento que entras, la música, la calma, los olores y el espacio te transportan a otro lugar. Y esta es de esas recomendaciones que os hago de todo corazón, porque esos primeros meses de crianza son muy duros y poder tener ese respiro, tomar aire y salir con fuerza de nuevo, son muy necesarios.

Jamás había visto a mi bebé así de relajada, en medio de la sesión se durmió, tomó el pecho en la bañera, la acariciaron y le dieron un masaje. A ella y a mi, y se quedó como nunca antes se había estado, incluso saliendo del Bali Spirit, que decidí bajar dando un largo paseo a casa, estaba tan relajada que se quedó dormida durante horas y despertó feliz y llena de energía.

Y si además queréis un recuerdo inolvidable, poder volver a transportaros a ese momento a través de las imágenes, tienen un pack junto con una sesión de fotos que realiza Esto Va de Amor, en su milkbath. Las fotos en la bañera de leche quedan preciosas, la sesión de lactancia es un recuerdo único y maravilloso, y la energía de Ann, la fotógrafa, junto a como sabe captar esos instantes y lo bien que os hará sentir, es mágico.

Un regalo para vosotras mismas, para una embarazada, para vuestra pareja, y sin duda, para toda la vida.

Y atención a mis redes la semana que viene, porque junto con Bali Spirit vamos a lanzar un sorteo muy especial para que podáis probar la experiencia.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

1 comentario

  1. Qué chulo lo de sueño haya posibilidad de fotos. Preciosas, por cierto. La verdad es que es un plan gebial pero yo casi preferiría ir sola jajaja.

Deja un comentario