¡Que suerte has tenido con la niña!

 

educacionQué suerte tienes que no grita ni pega

Qué suerte tienes que se comporta

Qué suerte que la puedes llevar a cualquier lado

Qué suerte que come de todo

Qué suerte que no hayan existido “los terribles 2”

Qué suerte que sea tan sociable

Qué suerte que sepa compartir

Qué suerte que no tenga rabietas

Aunque tiene días, como yo, como todas, y eso también se lo respeto.

Pero al final, me lo dicen como si de una lotería se tratara, no se dan cuenta que todo eso está en nuestras manos, en la educación, en el ejemplo y en el soporte mutuo. Sobretodo en los momentos difíciles. En tomar consciencia de que una criatura no es mala, no es pegona, no es gritona, no es caprichosa. Que es normal que necesiten, es normal que nieguen, que es normal que quieran encontrar su identidad. Y en esos momentos es cuando más tenemos que acompañar.

De que somos su guía y el espejo en el que se miran, la referencia y de quien aprenderán cómo se solucionan los problemas.

Les debemos dar seguridad, que fomentará su autoestima. Calma en las situaciones difíciles, que les enseñará a saber afrontar los problemas. Amor que es lo que mueve el mundo.

La educación es la base. La educación en casa, la educación de no mirar hacia otro lado, la educación de saber que está en nuestras manos y no en la suerte.

Y claro que se pasan momentos difíciles, momentos que quieres gritar, que estás harta o harto. Y la educación también es reconocer los errores, saber pedir perdón sea a grandes o pequeños y ser a veces vulnerables, y enseñar que está bien llorar y equivocarse, y caer y levantarse.

Pero la  base que les demos ahora, les acompañará toda la vida.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

28 comentarios

  1. Aquí estoy leyendo tu post y dándome cuenta que al final las madres nos parecemos más de lo que creemos. Yo creo que algo puede haber de suerte pero si fomentas esa “suerte” al final creas hábito. La suerte también hay que saber aprovecharla.

  2. Yo sí creo en la suerte. Primero, por el lugar y la época en que uno nace, V ya tiene la suerte de estar en un país donde los derechos y los servicios básicos están más o menos asegurados, por lo que puede desarrollarse con más libertad. ¡Y ojalá sea así por muchos años más!

    Segundo, por la genética, que es una lotería, hay niños que son de una manera y niños que son de otra, ¡se ve la diferencia incluso en gemelos idénticos! V es sana, guapa y lista porque así estaba escrito (en su ADN, no me pongo mística xD)

    Y por último, es una suerte que las personalidades de ustedes y la suya se complementen. Mi hermana, por ejemplo, tiene una suerte inmensa con un niño que es igual a mí xD pero muchas cosas que a él le gustan y hace, ella no las entiende y viceversa, pero trabajan para llevarlo adelante y eso es la educación y la dedicación… aspectos tan o más importantes que los de base! y ya luego vendrán las interacciones fuera de la familia, que “deu n’hi do” también… hasta llegar a las elecciones propias y sus consecuencias!

    Le doy muchas vueltas al tema de la identidad y a los “logros” y cada vez me convenzo más de que el esfuerzo solo no sirve, lo tiene que ayudar la suerte… pero que la suerte, si llega, tiene que encontrarte con disposición de recibirla y aprovecharla!

    Vaya rollo me he metido xD

    1. Sabes, tienes mucha razón en que hay un gran factor aleatorio ¡vive dios que el lugar donde naces influye! y hasta el mes del año, si eres de los de diciembre y te llevas casi un año con los compañeros de clase, o de los de enero y siempre estás “por delante” en la clase porque básicamente tienes un factor de edad que te beneficia con respecto a los compañeros.

      Siempre hay un gran factor genético y otro ambiental en todo, y es cierto que los estudios de los gemelos separados al nacer son asombrosos. De todos modos si que a un nivel más de educación se nota infinitamente que hay cosas que son de educación y otras de suerte. Por mucho que por ejemplo una criatura tenga tendencia natura a la violencia, si en casa jamás se usa, jamás se le pone la mano encima y se trabaja una y otra y otra y otra y otra vez, no será una criatura que pega ¡todo y que se tendrá que trabajar mucho más!

      Probablemente yo haya tenido un factor genético que me ha facilitado la vida en algunas cosas y complicado en otras, pero al final la educación -y mas a estas edades- puede moldear totalmente el caracter. ¡Ya te lo diré con la segunda criatura si me sale igual! :P

  3. No es suerte, pero depende mucho de su personalidad. Si tenés 1 no lo notas pero tené 2 o más . Y ahí si sabés que si hay suerte, que la personalidad es determinante. Reciben la misma educación tienen los mismos padres y son absolutamente diferentes.

  4. Odio que me digan eso, y me lo retiren mucho… Es increíble por que a mi hermana le dicen exactamente lo mismo. Ambas tenemos una manera de educar y de hacer muy similar.
    No ve la gente que el niño es lo que eres? No es que hayas tenido suerte…
    Estoy de acuerdo con todo lo que dices, me siento tan identificada…
    Un saludo!

  5. Estoy totalmente de acuerdo en que casi todo tiene detrás unas enseñanzas pero, como madre de tres, te diré que educándoles igual, sus comportamientos no siempre se parecen. Los terribles dos no los sufrí con el primero, y sí con el segundo. Ver veremos el rubito, que cumple ahora dos… He tenido suerte con las noches, porque duermen del tirón desde los pocos meses, y creo que las rutinas han sido claves para ello pero no a todo el mundo le funciona, si no dormirían bien todos los niños, que al fin y al cabo todos queremos descansar… Con comer, pues no sé si ha sido suerte, comen los tres de maravilla, pero dos son rápidos y uno lento… A cada uno por separado lo puedo llevar a cualquier lado, a veces juntos es imposible, porque se excitan mutuamente!!!
    En fin, que creo que la educación que hay detrás es super importante!!!!! y el ejemplo que les damos, pero he conocido familias de varios hermanos en las que había personas maravillosas y otras no tanto… así que hay educación y creo que también un poquito de suerte!!

  6. Desde que soy madre nunca me lo han dicho, solo ¡qué bien se portan! Pero lo de la suerte no. Me imagino que la gente va sabiendo más que se trata de educación. Pero sí que me acuerdo que las mujeres mayores sobretodo cuando yo era pequeña decían que qué suerte y tal. Si fuese a suertes nadie se atrevería a tener hijos pero afortunadamente es por el esfuerzo, el buen trato, la educación, el ejemplo y la paciencia.

    Hay temporadas por temas de cambios, adaptación, etc que son difíciles pero si les compañamos con comprensión, terminan volviendo a la normalidad.

    Un saludo

  7. Yo tengo dos, son como la noche y el día, unos días tengo suerte de uno, otros del otro y a veces de los dos. Los dos tienen la misma educación, los mismos padres y el mismo colegio y a penas dos años de diferencia. Uno nació llorando y haciéndose oír y el otro durmiendo y comiendo. Influye la educación, estoy de acuerdo, pero todos tenemos un genio y figura que nos hace únicos y que a veces nos complica la existencia, o se la complica a nuestros padres….Dicho esto, no quiero pensar que hubiera sido del torbellino de mi hijo si no le hubiéramos dedicado las horas que le dedicamos y lo que nos queda….aún así él junto a mí otro hijo son la suerte de mi vida. Si he tenido mucha suerte.

    1. Eso sin duda, nuestros hijos y hijas son la suerte de nuestra vida. Eso sí, aunque supongo que es probable que cambie de opinión si algún día soy madre de dos, creo que es imposible dar la misma educación a dos hijos, básicamente porque las situaciones personales no tienen nada que ver, yo se que jamás seré capaz de darle la misma atención y dedicación a un segundo hijo, principalmente porque no tengo el mismo tiempo y energía que he tenido con la primera en el que el mundo eramos ella y yo. No tendrá las mismas influencias de amigos, de canguro o de cuidadoras… ¡pero ya veremos!

      1. Justamente lo has definido annabel.
        Es así! Yo estoy pasando por eso ahora mismo, momentos muy duros de poca paciencia con los niños ” intensos ” que nos han tocado .
        Y me da mucha pena perder la paciencia con ella a la primera de cambio( entre otras cosas por ir arrastrada de cansancio) cuando con su hermano no fue así xk el mundo y el tiempo giraba en torno a él :( :( .

  8. ¡Ay la mía es tan trasto! A mí no me van a decir qué suerte tengo en tantos aspectos (sí en lo de la comida, lo sociable, pero poco más). Ojo, que no creo que sea una desgraciada por tener en casa este torbellino que es mi bichilla, pero estoy segura de que la gente no nos envidia al vernos por la calle. Mira mejor ¡a ver si así se piensan que soy una súper madre por lidiar con ella!

    1. Si es que luego cada criatura es como es y tampoco podemos pretender que lo bueno sea tener niños y niñas plantas que no hablan, que no cuestionan, que no preguntan o que no quieren jugar ¡pero todo desde la educación! tu niña es un amor :D

  9. Es verdad, yo lo tengo que oír continuamente y como le dices a Ruth, además de la educación que es fundamental, creo que también es muy importante la dedicación. Lo peor es que cuando es al revés, un niño más nervioso o travieso, son los mismos padres los que ironizan “vaya suerte que hemos tenido con este niño” sin darse cuenta de que ellos están detrás de ese comportamiento.

    1. Yo creo que es básico y es una pena que por desgracia no todas las familias se lo puedan permitir, la dedicación, que tengan figuras adultas estables y que todas estén en la misma línea es fundamental, y claro quitarse responsabilidades es muy fácil con ese “uff, es que es muy violento” o “es que no le gusta nada y es muy cabezón” en vez de darse cuenta de que realmente siempre siempre siempre está en nuestras manos a no ser que haya un problema médico diagnosticado detrás, pero ese ya sería todo otro tema….

  10. Yo tengo a los niños más movidos, traviesos, locos, inquietos, terremotos, rabiosos, gritones, pegones, creativos, alegres, desagradables, cariñosos… de la historia. Y ¿Sabes qué? No sé si tengo suerte o no, pero no los cambio por ninguno, aunque me toque viajar en montaña rusa todos los días con ellos. Si, en algún momento, me los encuentro sentados tranquilitos… Me preocupo muchísimo!!!

    1. ¡si es que todos tienen que tener un poco de todo! igual que lo tenemos nosotras que hay momentos y momentos :) pero sí, sin duda lo mejor es que no los cambiariamos por nada y estamos orgullosas y felices de las personas en las que se están convirtiendo <3

  11. Yo estaba de acuerdo hasta hace dos meses, en ese momento mi hijo que era travieso pero un cielo se convirtió en lo más paercido a Satán que hay, de la noche a la mañana pega, muerde, coge rabietas,… A todas horas, ya no escucha, no razona, no obedece. Y entonces se me uqeda cara de idiota y pienso. ¡Pues qué he hecho mal en este tiempo! Y la verdad es que nada, sólo que ha decidido castigarme por llevarle a clase así que paciencia, paciencia, paciencia y paciencia. Y juro que no pensé que tendría tanta. Así que un oco de suerte si me vendría bien ahora.

    1. ay, si es que tienen días y épocas también, y si le está afectando eso también puede ser influido por lo que le están enseñando en la escuela o ve alli :-O espero que os vaya bien y que podáis darle la vuelta a la situación. Si al final realmente el truco es como reaccionamos en esos malos momentos y como con paciencia una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez los encaminamos y les mostramos lo calmado de la situación…. muchos abrazos!!!

  12. Eso lo oigo casi casi a diario, y la verdad que cada vez me molesta más. Es cierto que mis peques a lo mejor son más tranquilos que otros también tienen mucho trabajo detrás de educación, de no gritar, de explicar las cosas cuando a lo mejor era más fácil darle lo que pedía para que se callase… son muchas cosas y que digan eso sobre todo para justificar un “mal comportamiento” de su hijo cada vez lo aguanto menos

    1. Verdad? Eso además lo de “es que es muy nerviso” o “es que no le gusta de nada” muchas veces ves que son consecuencias directas de lo que se hace. O madres que se quejan de “es que mi hijo pega y no se que hacer” ves que cuando lo hace, pasan de todo, no le explican ni saben afrontar al situación en el momento… ¡y que rabia da cuando ademá es a tu hija a la que pegan, que por supuesto no lo devuelve ni le hace nada porque sabe que eso está mal!

  13. Cierto que la educación es la base, aunque luego puede haber factores que escapen a nuestro control. Pero en general sí se nota si un niño recibe en casa buena educación basada en el ejemplo. Porque nos imitan, y no podemos pedirles que no griten si nosotros lo hacemos, por ejemplo. :)

    1. si, siempre puede haber factores, totalmente, y vive dios que hay días más dificiles que otros y te planteas si todo lo que estás haciendo no está al revés! Pero luego ves que esos niños con “suerte” son educados, respetuosos y que la que le gritan o cascan en casa pues cuando tiene una situación de conflicto en la que quiere “ganar” pues sabe qeu gritando más fuerte o con un golpe se soluciona… ¡y eso no es genético! :D

  14. La verdad es que tienes toda la razón y es que la gente siempre va a la idea de la suerte, pero esa suerte a lo mejor te la estás ganando a pulso detrás de eso hay todo un esfuerzo, paciencia dedicación, amor y todos aquellos elementos que contribuyen a ofrecer a nuestros hijos una buena educación. A veces cuando ves niños”malos” no tienes más que ponerte a observar la actitud de los padres en determinadas situaciones, es algo que tengo comprobadísimo no es cuestión de suerte sino de actitud!! Besos

    1. Eso es brutal, hay situaciones de parque de esas que hemos vivido todas, que miras las criaturas, miras a los padres y lo entiendes todo :( ¡¡un abrazo grande!! tu lo tienes que notar aun más con las criaturas mayores, que el trabajo que se ha hecho todos los años, se nota :)

  15. me da mucha rabia cuando te dicen cosas así.
    Si se comporta así es porque hay un trabajo detrás por parte de los padres.
    Esta claro que hay niños más movidos, menos, más tranquilos o menos pero el cómo se comportan la mayoría de las veces depende de nosotros y la implicación y dedicación que le demos a la educación de nuestros hijos.

    1. Claro, y que tampoco espero que sea una criatura modélica 24/7 pero se nota el trabajo que se ha hecho y sobretodo la presencia de los adultos en su educación :D

  16. OLEEEEE me encanta tu post guapi!!!
    muy cierto, no es suerte sino que cada uno tiene su personalidad y nosotros ayudamos a moldearla ….mi peque es muy tranquilote, aunque tiene su genio jajajaja y sobretodo me necesita mucho para guiarlo, pero oye ahí que estaré dandolo todo siempre que pueda ^____^

    más que suerte como si la peque hubiera sido un regalo divino (que tambien)
    seria suerte en haber podido educarla de primera mano, eso sí que es una suerte …y bien merecida la tienes jejeje

    1. La verdad es que si, la gran suerte es haberme podido dedicar dos años casi en exclusiva a ella :)))) 💗💗💗💗💗

Deja un comentario