A mi Bebura

Dentro de diez días vas a cumplir 8 meses, y a mí me han pasado volando. Mira que me lo avisaron, pero  me da vértigo ver cómo va de rápido. Y yo sé que es amor de madre, pero no te puedo ver más guapa.

El estar sentada, girar y dar vueltas lo tienes dominado, y ya quieres gatear, sobre todo cuando ves algo que te interesa coger, que son muchas veces, te empuja una curiosidad tremenda, aunque algunos pasos son más arrastrando que gateando, consigues desplazarte hacia tu objetivo.

Te haces entender, echas los brazos, me llamas si no me ves – aunque eso principalmente si tienes hambre o sueño-, te enfurruñas si no te damos algo. Balbuceas, haces pedorretas y te gusta intentar imitarnos. Tengo unas ganas tremendas de que digas tus primeras palabras.

No le haces demasiado caso a tus juguetes, pero te fascina el perrete, aunque al pobre, después de haberse llevado ya algún tirón de pelo le da susto acercarse a ti. Pero tu te ries con él como con nada, y estoy segura que en unos meses ya vais a estar jugando juntos.

Comer es una fiesta, no puede gustarte más, probar cosas, enguarrarte entera, quitarme la comida de las manos, lo que sea, fruta, verdura, carne, pescado, agua o cualquier bebida, tú tienes que probarlo también, todo menos la papilla. A la que la mesa está puesta ya pides lo tuyo, no nos das tregua, igual que si se te acaba lo del plato o se te ha caído todo al suelo.

Sigues sin querer chupete, ni biberón, bebes en vaso si hace falta.

Ahora has descubierto el ponerte de pie, y te encanta apoyarte sobre nosotros, o cualquier superficie para intentarlo, te quedas tambaleante y sonriente viendo el mundo desde una nueva posición.

En la calle lo pasas genial, en los columpios, en clase de música, en el gimnasio, en el grupo de crianza, cualquier jaleo te viene bien. La gente en general te gusta, no lloras con nadie y eres muy sociable, a eso no has salido a tu madre.

Ay la teta, que no nos lo va quitar nadie, diga lo que diga el pediatra, porque te encanta, tanto como a mi dártela, cómo me coges, cómo me miras, cómo te relaja. Y yo me siento tremendamente afortunada de poder dártela y de estar teniendo estos meses a tu lado.

Para dormir me buscas, pero ya sabes quedarte luego sola, o dormir con tu padre. Eres trasnochadora como yo, te gusta acostarte tarde, echas muy pocas siestas, pero como te pille el sueño mientras vas en la mochila te arrullas tú sola cantando y te duermes al instante. Aunque te despiertas alguna vez por la noche, sabes buscar la teta tu sola y volver a dormirte, y nosotros dormimos del tirón. Nos despertamos juntas y a mí me encanta tenerte tan cerca.

Tienes tus primeros dos dientes despuntando, llevabas días que parecía que querían salir, y hoy he notado una sierrita pequeña, y ahí estan. Estás creciendo tan rápido.

Se te ilumina la cara cuando te ríes, cuando ves llegar a tu padre, eres una niña feliz, pocas veces lloras o protestas, todo te viene bien, y no te puedes imaginar lo felices que nos haces a nosotros, como ahora de repente todo tiene sentido, y yo lo único que quiero es estar ahí para ti y que no te pase nada malo.

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

10 comentarios

  1. […] mamá bloguera (sea lo que sea lo que eso quiere decir) pero empecé este blog por tu hermana, y le escribía cartas hace ya cuatro años, luego lo seguí por ella, y ahora por ti, porque me encanta los lugares a los que nos lleva, las […]

  2. Qué ganicas de conocerla… y pobre perro. Son unos sufridores con los bebés pero pronto podrán jugar de igual a igual. O eso espero!!
    El mío a los conejos ni se acercará, de eso ya me encargo yo. Pobrecicos mios XD.
    Un besazo y precioso post!!

    1. Jajajaja de igual a igual no! El pobre tendrá todas las de perder dentro de nada :P

  3. Que tierno amiga¡ Si es que es tanto lo que nos dan… enhorabuena por esa preciosura de nena que tenéis:-)
    Besooosss.

  4. Me recuerda muchísimo a mi bebé! Aunque el mío fue muy tempranero en lo de los dientes y se duerme sus 2 siestitas de guardar, y a la cama temprano. Que linda tu peque!

  5. Ya sabes que los nuestros van a la par, así que tu post es casi casi como si lo hubiese escrito yo. Me ha encantado, de verdad.
    ¡¡¡Se nos hacen mayores!!!

  6. ¡Qué bien os está yendo todo! Ojalá mis primeros meses como mamá primeriza sean como los tuyos.

  7. Ay qué bonito maldita :”)

  8. Veo tan reflejada M en todo lo que dices!!! Menos en lo de trasnochar… A M le gusta madrugar :(

Deja un comentario