Alternativas a la guardería: No cometer el mismo error dos veces

Alternativas a la guarderia

La bebé cumple seis meses y estamos empezando a buscar alternativas a la guardería en Barcelona, con la mayor cometí el error de llevarla a una guardería privada, y tuvimos una experiencia terrible, de la que aprendimos, y todo y que es un caso puntual y es cierto que compañeras me han hablado muy bien de guarderías públicas y de sus experiencias allí. Pero taniendo en cuenta también que no es fácil entrar en una guardería pública en Barcelona y los problemas de plazas a los que nos enfrentamos aquí, es bueno también conocer alternativas.

Ante todo decir cada criatura es un mundo, y en nuestro caso con un bebé de alta demanda que no puede separarse físicamente de mí ni para dormir es complicado el pensar en el sistema tradicional. Estoy segura que hay un montón de criaturas totalmente felices en guarderías y es una opción muy válida si es la que una familia ha decidido.

Nosotras ahora, con más calma, vamos a mirar alternativas, por suerte en Barcelona hay bastantes y estamos en un barrio con opciones pero lo que buscamos principalmente es:

  • Poder hacer una adaptación con tiempo, en la que Elora pueda crear apego con la persona que la va a cuidar mientras está también conmigo.
  • Con horarios flexibles, tanto de entrada como de salida, ya que probablemente serían unas pocas horas solo para yo poder trabajar desde casa.
  • Que se respeten las necesidades individuales y los tiempos de cada bebé.
  • Que no se la fuerce a comer, y se le ofrezcan alimentos no procesados, comida real adecuada a su edad.
  • Con libertad de movimiento, actividades y espacios de juego no-dirigido

alternativas a la guarderia en barcelona

Grupos de crianza compartida en Barcelona

Esta ahora mismo es la primera opción que estamos barajando, son grupos autogestionados en los que la familias -junto con educadora(s)- son las que se encargan tanto del mantenimiento del espacio como de la organización.

Mi experiencia con la mayor fue maravillosa, fuimos un grupo de entre 10-20 familias (dependiendo de la temporada) con dos personas contratadas y un horario abierto de 9 a 16 en el que podíamos entrar y salir cuando quisieramos, tanto estando allí con las criaturas como recogiéndolas o llevándolas.

Las comidas por ejemplo nos encargábamos cada día una de las familias de llevarla, siguiendo un menú equilibrado y a media mañana siempre tomaban fruta igual que para merendar. Se hacían muchas salidas, al parque, a museos, a bibliotecas, y tanto el espacio como las chicas que allí estaban era una maravilla.

alternativas a la guarderia en barcelona

alternativas a la guarderia en barcelona

Personalmente recuerdo esa época con mucho cariño, pero es cierto que también requiere de mucha organización e implicación, porque todas las decisiones se tomaban en asamblea, y eran horas tanto en limpieza del local, comprar y cocinar y también tenía sus puntos complicados a veces, como ocurre en cualquier grupo con mucha gente y que cada uno puede tener ideas diferentes.

Madres (o padres) de día

Quizá ahora con seis meses sería una opción ideal, las madres de día (y digo madres porque en su mayoría lo son, pero también hay padres y espero pronto poder publicar la entrevista a uno de ellos) son madres que mayoritariamente en su casa y puede que incluso con sus propios hijos, acompañan de forma respetuosa y en grupos muy reducidos a la infancia, normalmente de 0-3 años. Es una alternativa a la guardería que quizá se asemeja a la clásica “canguro” pero siempre visto desde una filosofía de crianza y educación más cercana a estilos como Pikler, Waldorf o Montessori.

Las madres de día son un sector complicado que aunque lleve muchos años funcionando en otros países, incluso subvencionadas por el Gobierno en lugares como Canadá, aquí en Barcelona, como muchos otros trabajos de cuidados, no tienen regulación. Tan solo Madrid, Galicia y Navarra ha legalizado la actividad, y muchas veces tienen que luchar contra vecinos o centros oficiales que las tachan de “guardería ilegales”.

Hace unos años entrevistamos a una de estas madres de día en el blog del BAF y dimos a conocer un poco más esta alternativa, la peor parte es que no es fácil de encontrar y funcionan mucho por el boca a boca o recomendaciones en las redes sociales.

 

Co-Workings y pequeños espacios de crianza para trabajar con bebés

Locales como Cobaby o el espacio en Valkiria Hub donde puedes ir a trabajar con tu bebé y que  esté con otras criaturas en un lugar en el que está acompañado pero se respetan sus necesidades mientras a ti te permite trabajar, son un nuevo tipo de coworkings que está apareciendo en Barcelona como alternativas a la guardería, pero también teniendo en cuenta un espacio en el que la madre pueda trabajar o realizar otras actividades

Con varias opciones de jornada completa, media jornada, o dias alterno suelen ser locales que ofrecen además otros tipos de servicios como talleres, acompañamientos a la lactancia y crianza o música con bebés.

¿Dónde buscar alternativas a la guardería en Barcelona?

Os dejo una serie de recursos dónde buscar alternativas a la guardería convencional, además de las que os he contado también hay escuelas privadas waldorf. Un buen portal donde encontrar este tipo de información es LUDUS.ORG a nivel nacional o la TXELL (xarxa d’educació lliure) que sólo incluye proyectos de Catalunya.

Así que en estos meses, que ya tiene seis años vamos a ir buscando algo, primero para ir con ella, que se familiarice con el espacio, con las personas y tal vez dentro de unos meses poder dejarla una hora o dos aunque sea para yo poder trabajar desde casa o quien sabe, hasta dentro de unos meses volver una media jornada a la oficina.

¿A qué edad os separasteis de vuestros bebés? ¿Fueron a guardería tradicional o encontrasteis una alternativas a la guardería?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

6 comentarios

  1. Yo tuve suerte y al final los dos me entraron en la guarde pública de al lado de casa que es muy pequeña y familiar y son muy respetuosas.
    Pero el enano de hecho no entró por sorteo sino que fuimos a la lista de espera. Así que mi idea fue buscar una “madre de día”.
    Era una opción que me gustaba mucho porque encontré una al lado de casa, sólo tenía otros 3 niños de diferentes edades entre 1-3 años y me parecía la mejor opción para dejar a mi peque que entonces sólo tenia 7 meses.
    Mi marido no veía eso muy claro y finalmente mis suegros se ofrecieron en tenerlo 4 días y el otro día lo tenia una tía.
    Por suerte me acabaron llamando de la guarde, porque para mi lo de dejarlo con los suegros no era la mejor opción y ahora el enano va súper feliz.
    Pero es importante que la gente conozca que hay otras opciones a la guardería habitual.

  2. El mío empieza con Mare de Día el próximo 1 de marzo, con casi 6 mesecillos… Las guarderías privadas… miré dos y me espanté cuando me dijeron los ratios que tienen de niños, lo que entienden por “Montessori” (que parece la palabra de moda en Barcelona, ¿no?) y etc.
    La Mare de Día es más cara, en algunos casos, que la guarde privada, pero yo para esta transición y ver cómo nos va he apostado por este modelo… ¡a ver qué tal nos va!

  3. Mis hijos no han ido a la guardería, empezaron el cole en Infantil con casi tres años el Mayor y tres años y medio el Peque. Y fíjate que, sobre todo el Mayor, que nació a finales de año, le veía muy pequeño para entrar al cole… Casi estuvimos a punto de no llevarle hasta más adelante.

    Para mi fue una decisión acertada. No es fácil, desde luego, pero no me arrepiento en absoluto. Es más, con el tercero vamos a hacer lo mismo.

    Si hubiera alternativas que me convencieran quizá me lo pensaría… unas poquísimas horas, cuando ya tuvieran más de dos años… y más que nada pensando en mi. Pero en este barrio no hay ninguna alternativa a la guardería tradicional.

  4. Lo que tiene vivir en un pueblo tan pequeño que ni guardería hay…que no conocía las otras opciones! Bueno, las madres de día si, pero lo demás no y me parecen opciones buenisimas para las que no nos gustan las tradicionales guarderías de horarios estrictos y rutinas iguales para todos.

  5. Tal y como dices, con un niño de alta demanda supuse que la guarderia tradicional no seria el lugar más adecuado así que cuando cumplió los 6 meses contraté a una amiga doula para que cuidara de él (eso fue en abril) y en septiembre empezó en la escoleta donde la ratio de niñxs es de 1-5. Son 15 criaturas y 3 educadoras super respetuosas con ellxs y con todo!
    La mejor elección que hemos podido hacer como padres.
    Espero que encuentres tu lugar ideal!

  6. ¡A los 3 años cuando entró en el colegio! Yo no me fiaba ni de dejarla con mi madre, vamos. Así es que fuera trabajo, a vivir un tiempo con un sueldo (que si echaba cuentas al precio al que estaban las guarderías aquí hace 4 años me salía hasta más rentable que trabajar) y así seguimos mientras podamos. Y eso que mi madre trabajaba en una guardería donde los niños eran tratados divinamente y muchos de ellos estaban más apegados a las maestras que a sus propias madres (vamos, que no querían ni volver a sus casas cuando iban a recogerlos después de estar allí de 7 de la mañana a 6 de la tarde). Pero aún así, mi pánico a tener niños infecciosos de contagio en contagio y a no ser yo la que estuviera pegada a ella todo el día, me llevó por unos derroteros muy locos y económicamente arriesgados.

Deja un comentario