¿Cuándo cambiar al bebé a la silla de paseo?

pasar el bebé a silla

Hace un tiempo os hablaba de los mejores carros para bebé de este año y que serán tendencia en 2018, y después de la pasada feria de Puericultura Madrid, y mucho investigar, os hice también un recopilatorio de las sillas de paseo ligeras y los modelos nuevos que van a salir al mercado este año.

Pero ¿Cuándo hay que pasar al bebé del capazo a la silla de paseo? Por comodidad y ergonomía, lo suyo es tener al bebé en el capazo (o en portabebés) los primeros meses y luego cambiarlo a la silla tanto del cochecito como un modelo ligero.

bebe en jedo TRIM

También quiero mencionar que aún se ve a muchas familias que llevan a los bebés en los “huevitos” de coche, o grupo 0, también de paseo, todo y que por posición y seguridad esto no es nada recomendable, a no ser que sean con función de reclinado como el Evolution Pro 2 de kiddy o por muy cortos períodos de tiempo siempre usaremos el capazo o una silla recomendada para la edad de nuestro bebé.

kiddy pro evolution

En cualquier caso dependerá del tamaño, de si se aguanta o no ya sentado y de las necesidades de la familia, pero aunque hay sillas ligeras desde el nacimiento lo suyo es empezar a usarlas alrededor de los 6 meses.

El capazo muchas veces puede ser aparatoso para el transporte público o llevar en tren y avión, y ahí aunque la criatura tenga menos de seis mesas una silla ligera -con reclinado completo- será ser de gran ayuda para un viaje.

¿Por qué pasar al bebé a una silla ligera?

Lo más básico es la comodidad, por el peso, el plegado, por el espacio en el maletero, poderla dejar en la guardería (hay muchas guarderías y escuelas que puedes dejar la silla siempre que sea de plegado compacto o tipo paraguas) o porque muchas de esas sillas sirven incluso como equipaje de mano en el avión.

Veréis que hay infinidad de sillas ligeras en el mercado, con precios que pueden rondar desde los 40 a más de 300 euros, en tiendas multimarca como sillas de paseo podéis ver y comparar muchas de ellas, pensad que es una elección importante porque la usaréis unos tres años (hay familias que menos o familias que más) y realmente se les da mucho tute. Una de las sillas baratas que tuvimos con la leona hace cinco años no eran regulables en altura, llevarla mucho tiempo acabábamos con dolor de espalda por la postura mi marido y yo y era realmente incómodo, al final nos gastamos más dinero porque tuvimos que comprar otra.

Pero ojo, que podéis vivir perfectamente sin ella y usar solo la silla del cochecito o incluso portabebés tipo mochila, pero sí os recomiendo que si pensáis comprarla lo hagáis mirando bien qué vais a necesitar y pensando en el uso que le vais a dar.

Easywalker XS

¿En qué fijarse a la hora de comprar una silla de paseo?

Es muy posible que tengáis una silla del cochecito trío o dúo típico que viene con capazo + silla + grupo 0 pero aun así estéis pensando en una silla de paseo. Lo más importante es pensar en el uso que le vais a dar y haceros algunas preguntas como:

¿Estará el bebé mucho tiempo en la silla y puede que se quede dormido?

¿Le gusta estar mirando “hacia afuera” o aún preferimos que esté de cara a la madre o padre?

¿Voy a viajar con ella? ¿Necesito poder llevarla como equipaje de mano en un avión?

Así miraremos cosas como:

  • Si se puede reclinar completamente
  • Asiento acolchado, suave, cómodo
  • Altura regulabre para poder llevarla comodamente
  • Tipo de plegado
  • Peso y manejabilidad
  • Capota y cubierta para sol/viento

Por supuesto otros factores como el precio, el diseño también van a ser importantes a la hora de elegir sillita.

¿Cuándo pasar al bebé y quitar el cochecito o el capazo?

Vais a ver fácilmente cuando vuestra criatura no está agusto en el capazo, puede ser un problema puramente de espacio o que se quiere incorporar y se inquieta. Entonces es el momento de pasar al bebé a la silla de paseo o la silla ligera. La silla de paseo va a ser probablemente -depende del dúo o trío que tengáis- mucho más cómoda en cuanto a estabilidad, comodidad y prestaciones,  además es muy probable que la podáis llevar mirando a vosotros,  pero una silla ligera os puede ayudar en entornos complicados (transporte público, ascensores pequeños, lugares donde hay que plegar al entrar, viajes con el bebé etc.) y será mucho más manejable.

¿A qué edad pasasteis a vuestros bebés del capazo a la silla? Personalmente os tengo que decir que con cinco meses aun vamos en el capazo donde además en invierno va super abrigada, recogida y se pega sus buenas siestas ¡pero pronto pasaremos a la silla ligera! Si queréis podéis ir viendo los modelos de sillas ligeras y ultracompactas que van a triunfar este 2018.

¿Tuvísteis este tipo de sillas con vuestros bebés? ¿Qué marca os gustó?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

15 comentarios

  1. Ok, gracias por toda la información, porque andaba dudando y no lo tenía claro cuando cambiar al bebito a la sillita de paseo. saludos

  2. […] os he hablado en otros post de carritos para este 2018, y de cuándo cambiar al bebé a la silla de paseo. y ahora que la pequeña ratona ha pasado de los 5 meses y teniendo el cuenta el traqueteo que nos […]

  3. Geniales recomendaciones. Nosotros pillamos una de Sillasdepeaseo y están geniales, trabajan súper bien y nos llegó en seguida. Bss!

  4. A la niña a los 4 meses, porque no teníamos capazo, sólo grupo 0 no recomendado para el paseo, y ya era imposible meterla allí adentro. Al niño a los 6 meses, pero el capazo era tan grande que yo lo hubiera mantenido ahí de por vida. Sin embargo, empezaba a sentarse y a protestar por ir tumbado, así es que no me quedó otra opción.

  5. Ay… cada vez que leo sobre el cuco me entran unos sudores fríos… mi hija pasaba bastante tiempo en él. Con Marcelo ha sido diferente y pasamos del capazo a la sillita de paseo pero con Alessandra no tenía tanta información.
    Nosotros tenemos una de la marca Nurse. No es nada ligera la verdad, y es bastante ancha. Pero cómoda para los peques un montón, sobre todo porque Marcelo duerme su siesta de la mañana ahí.

  6. Yo pasé a la peque a los 6meses. Empezó a ponerse nerviosa cuando la tumbábamos y vimos que era porque quería incorporarse. Así que la cambiamos y listo , aunque reconozco que nosotros somos mas de portear y el carro ha sido un apoyo para momentos puntuales.

  7. La verdad es que las sillas de bebes son una lata para montar, desmontar, el coche, entrar en alguna tienda… las sillas ligeras son mucho mas cómodas pero como dices hay que cambiar en su justo momento para qie su cuerpecito este preparado. Gracias por compartir

  8. yo a la mayor la pasé con 9 meses, cuando ya no cabia en el capazo, a la peque a los 5…era muy grande y no me cabia…

  9. Que post más recomendable, sobre todo para primerizos. Cuando les veo con sillas imposibles, que pesan una barbaridad y que luchan por plegar en la puerta de la guardería pienso qué les habrá llevado a elegir esa silla. Para mi imprescindible que sea ligera, cómoda y el plegado fácil.

  10. Mi niña es muy grande y pasó pronto a la silla de paseo, compramos un trío pero era un poco armatoste, así que decidimos comprar una silla de paseo que se plegara bien y nos cupiera en el coche que es bastante pequeñito y estamos encantados. No fue ni muy cara y nos viene genial y ella está muy cómoda. La verdad es que dimos bastantes vueltas para encontrar lo mejor calidad precio y es que, como bien dices, hay una gran gama de estas sillas. Me ha gustado mucho el post, muy completo!

  11. Yo he porteado a Héctor hasta los 6 meses. Después he comprado una silla muy plegable para que quepa en el coche junto al carro de Ali. Es de la marca asalvo. Parecido al de la foto. Estoy contenta con él. Un abrazo.

  12. Pues como todo cada niño es un mundo! Piticli aguantó mucho más en el capazo que su hermana que era más inquieta y quería ver mundo. Y las sillas de paseo han sido una comedura de cabeza. Me negué a seguir el consejo de una amiga en plan, va todo el mundo compra esa pues yo no…y al final tras tres sillitas que me salieron rana la compré de segunda mano y estoy encantada :-D.

  13. Lo de las sillas ligeras, capazos, tríos… es todo un mundo. Nosotros la pasamos pronto a la silla porque era muy grandona y le pilló en verano, sudaba muchísimo metida en el cuco, pero de haber sido invierno habría aguantado un poco más. De todas formas, los carros ya no son lo que eran, jajaja

  14. Recuerdo que a mi mayor le pasamos a los 4 meses a la silla ligera porque era tan grande que no entraba en el cuco!!! Con la pequeña aguantamos mucho más. También porque empezó a hacer frío y en el cuco iba más protegida. Todos estos consejos me hubieran venido de perlas en aquella época :P

  15. Nosotros el carro lo hemos usado muy muy poco, la silla de paseo más pero tampoco mucho, porque al final el porteo nos resultaba lo más práctico en casi todas las ocasiones. Lo que sí es cierto es que las sillas de paseo al ser mucho más ligeras y más fáciles de plegar parece que apetece más sacarlas, son menos “trasto” que los carros de bebé, sobre todo si tienes que coger el coche.

    Creo que también influye en el carro de bebé que tengas. Con el primero tuvimos un Trio de Chicco que era un horror, qué “mamotreto”, qué compra más mala hicimos! Estábamos deseando pasar a la silla ligera. En cambio con el segundo tuvimos un Bugaboo Camaleon y ¡menudo cambio! Ninguna prisa en pasar a la silla ligera, aunque el plegado del Bugaboo era una pesadilla para el coche, eso sí :-)

Deja un comentario