Juegos de mesa para niños y adultos: Lama

Este verano -y este confinamiento- hemos jugado mucho, han pasado tres cosas maravillosa; Una ha sido tener mucho a mi sobrina de 11 años en casa, otra que mi peque de 7 años ha dado el salto definitivo al siguiente nivel de juegos de mesa, el +8 y la última que en el pueblito han abierto la primera tienda de juegos de mesa ¡con ludoteca! y por supuesto es ya nuestro lugar favorito al que ir.

Una vez dominada la lectoescritura, teniendo ya una buena base de manejo de cartas, turnos y empezando a formar estrategias se ha abierto todo un mundo de posibilidades, en el que, aunque haya veces que todavía haga equipo conmigo o con su prima, la mayor es una jugadora muy válida y una rival dura de vencer en muchas ocasiones.

Así que os voy a ir enseñando nuestros juegos favoritos, los que vamos probando y nuestros descubrimientos ¡me encantaría también escuchar vuestras recomendaciones!

El juego de esta semana es:

LAMA.

  • Edad: +8 (personalmente diría que desde +6)
  • Jugadores: 2-6
  • Tiempo de partida: 15-30 minutos
  • Estilo: Cartas con más azar que estrategia. Tienen que contar del 1-10 y tomar decisones

Un juego que a primera vista toda la gente a quien se lo ha enseñado le ha recordado mucho a otro juego… ¡Seguro que os ha venido a la cabeza al verlo! Pero con varias diferencias que encuentras nada más ponerte a jugar.

¿CÓMO SE JUEGA?

La mecánica es muy simple, en cada turno la jugadora puede hacer una de estas tres cosas: Echar una carta, robar una carta o plantarse. Las cartas jugadas tienen que ser iguales o consecutivas, encima de un dos por ejemplo solo puedes echar otro dos o un tres, y encima de un tres o un tres o un cuatro. La llama Lama equivale al siete, así que solo puedes jugarla cuando hay un seis y encima de ella poner otra llama o un uno.

Si no tienes carta para jugar puedes robar una (y ese turno no juegas) o plantarte. ¿Y de qué sirve plantarse? Cuando todas las jugadoras se han plantado o una de las personas termina su mano jugando todas sus cartas el resto se convierten en fichas. Quien llegue a 40 puntos en fichas pierde la partida.

Las fichas blancas valen 1 punto y las negras 10, además. La persona que logra descartarse de todas las cartas puede  deshacerse de una de sus fichas ¡y restarse hasta 10 puntos! Se pueden adaptar las partidas para llegar a menos puntos, pero la decisión de plantarse (y sumar los puntos de tu mano) o arriesgarse a seguir jugando es siempre interesante ¡las niñas siempre arriesgan mucho más que yo!

OPINIÓN DE LAS EXPERTAS

“Juegas muchas veces a lo mismo, no es como el UNO que es una sola jugada, es mucho más.” V. 7 años

“En vez de terminar en los números, tienes la carta de la llama que es muy divertida.” F. 11 años

Las dos no han dudado en recomendarlo para que lo compréis. Lo podéis encontrar en Amazon, o mejor aun en vuestra tienda de juegos de mesa de cabecera. Hemos visto además que hay una edición “fiesta” (aunque no está en Español) con cartas nuevas, fichas moradas ¡y una Llama más marchosa!

A mi me ha gustado mucho. Las partidas son ágiles, el parecerse al UNO hace que sea fácil acercarse a él aunque el resto de participantes no tengan costumbre de jugar a juegos de mesa. Las reglas se explican y se entienden muy rápido, y además hacen que sea muy divertido desde dos jugadores.

Si le tengo que poner alguna pega es el diseño la caja. Con las cartas + las fichas no encaja bien del todo y para ser un juego muy de llevar en el bolso me habría gustado un cierre más fuerte, y un diseño de caja con separaciones para las fichas, pero bueno, nada que no se solucione con una gomilla.

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

1 comentario

  1. PERO BUENO! La edición fiesta lleva mi nombre! – F. 44 años

Deja un comentario