Epidural lateralizada: Cuando la ponen mal y no te hace efecto. Epidural ¿Sí o No?

Se acerca el momento, estoy de 38 semanas y como os contaba hace poco me vienen todos los miedos al parto. Y si algo me marcó en el primer parto fue que mi epidural no se puso bien, y se lateralizó, se me durmió un lado de cintura para abajo, pero el dolor -igual de intenso- se sentía en toda la otra mitad.

Cuando se lo decía a la matrona, no me hacía caso, como si eso no pudiera ser ¡y luego buscando por internet he visto que es de las cosas más normales y ocurre cuando no se pone bien!

En el peripartum la complicación de la técnica que se halló con mayor frecuencia fue la lateralización de la analgesia, con una incidencia del 16,44% (IC95% 12,8 a 20,02), siendo esta mayoritariamente hacia el lado derecho (61,1% [IC95% 49,15 a 73,06]) y realizadas en el 100% de los casos por anestesiólogos diestros.

Nadie me dijo que eso era normal, nadie quitó el catéter, cambió o probó otra cosa. Me iban poniendo más dosis, como si eso fuera a arreglarlo, pero no fue así. Al final no se lo que me hicieron, sé que me inyectaron algo, pero entré a la sala de partos totalmente drogada, con una pierna 100% dormida que no podía ni mover y sin sentir o tener fuerzas para pujar. Tras más de seis horas dilatando de parto inducido.

Creo que lo peor es la falta de información, durante mucho tiempo pensé que había sido culpa mía, por haber tenido la bolsa rota días sin darme cuenta, que la anestesia no me había hecho bien efecto por mi sobrepeso, o que simplemente yo no supe parir.

Tampoco recuerdo especialmente que me informaran sobre la epidural, sus posibles complicaciones… probablemente firmé el consentimiento, en ese estado de dolor, con la oxitocina puesta y tras casi dos noches sin dormir hay muchas cosas que no recuerdo. Pero sí puedo decir que la información que recibimos muchas mujeres es más bien escasa con respecto a muchísimos de los procedimientos y protocolos que hay en el parto.

Muchas mujeres hablan del alivio que fue la epidural, otras de que se les paró el parto en el momento en que se la pusieron.

¿Epidural en el parto sí o no?

Así que ahora estoy dudando muchísimo sobre si pedir la epidural en este embarazo o no, no me dan miedo los dolores del parto, sobretodo si no es inducido estoy segura que los puedo sobrellevar sin problemas, a lo que le tengo miedo -otra vez el intervencionismo- es a la episiotomía y posterior cosida, sin anestesia. La primera no fue mal, un corte lateral, tres puntos de esos que se caen solos que se curaron sin problema y no me han dado inconvenientes, pero ¿y si me lo hacen de esta vez y no tengo anestesia puesta?

Sin duda lo que estoy segura es que es algo a llevar pensado de casa, y no dejarse llevar en ese momento por el dolor, o el consejo de la matrona de turno.

Supongo que es normal que ya al final del embarazo vengan todas las dudas y más cuando ahora sí me informo y conozco los riesgos de la epidural:

MÁS FRECUENTES:

  • Alivio parcial del dolor
  • A veces es necesario recolocar de nuevo el catéter.
  • Picor en la cara o abdomen.
  • Náuseas, vómitos o temblores.
  • Descenso de la tensión arterial.
  • Pérdida de fuerza de forma transitoria en los miembros inferiores.
  • Dificultad para orinar en el postoperatorio inmediato.
  • Aumento del porcentaje de parto instrumentado.
  • Punción accidental de la duramadre que podría traducirse en cefalea (dolor de cabeza) que requerirá un tratamiento específico.
  • Dolor en la zona de punción y/o lumbalgia.

MÁS GRAVES:

  • El paso del anestésico a la sangre provocando complicaciones graves como hipotensión arterial, arritmias cardíacas, shock y convulsiones.
  • Meningitis.
  • Hematoma epidural.
  • Debilidad o parálisis de los miembros inferiores.

¿Cuál fue vuestra experiencia con la epidural? ¿Tuvisteis alguna complicación? ¿La volveríais a poner? ¿Habeis parido sin epidural?

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

12 comentarios

  1. Yo en ambos casos iba con idea de sin epidural y por circunstancias de cada parto la acabé poniendo y la verdad que en mi caso mi experiencia es muy buena. En el caso de mi hija tuve un montón de desgarros internos y cuando me cosían di gracias a haberme puesto la epidural porque hubiera visto las estrellas.
    Con mi hijo fue ponerla y salir así que no tuve dolor pero controlaba bastante mi cuerpo así que estoy contenta. Dicen que la epidural a veces lo relantiza pero en mi caso no fue así.
    Mi hermana en cambio con su peque no se la puso y dice que hubo momentos que tenía la sensación que se partía en dos y que incluso tuvo momentos de decir que la quería pero ya era demasiado tarde, pero creo que si tuviera otro volvería a intentar tenerlo sin epidural.
    Creo que has de tener más o menos una idea, pero si cuando llega el momento cambias pues no pasa nada, lo importante es que te sientas respetada.

  2. Yo tuve epidural con los dos mayores, con el segundo no me hizo mucho efecto. Con la peque estaba totalmente convencida de que no quería epidural, y lo conseguí. Tuve un pequeño desgarro (debido a las anteriores episiotomías), pero yo no recuerdo el “momento costura” con dolor. Me alivié tanto cuando por fín salió que eso ya no era dolor ni nada, jajaja. Además tenía a mi niña en mis brazos, nada me importaba ya. En Resumen, yo voto por epidural no, jajaja

  3. En mi primer parto me la pusieron dilatada ya de unos 5-6 cm, la verdad es que no recuerdo mucho, solo el alivio de dolor y que me quedé dormida en la camilla 5 minutos después mientras dilataba, (había pasado la noche vomitando, con dolores y diarrea y estaba muerta) #MiMedioMandarino dice que tuvieron que ponerme otra dosis porque se me pasó muy rápido la primera (yo no lo recuerdo) Del parto en si, sí hay muchas cosas que cambiaría. Sí tenían que decirme cuando empujar, porque no sentía nada y no podía ni mover las piernas, recuerdo a la matrona subida literalmente sobre mi clavándome el codo en la tripa, y después al ginecólogo, sin siquiera decirme que estaban haciendo, también que me hizo una episiotomia cuando la cabeza ya estaba fuera (que siempre he pensado que era innecesaria) y el dolor de los puntos durante más de dos años.
    El segundo parto fue medio inducido, sin ningún tipo de anestesia, ni humanidad, ni final feliz. Solo recuerdo dolor. Nadie me decía cuando empujar, tampoco importaba mucho. Yo desgarre por la cicatriz de la episiotomia, cuando empiezan a coserte el nivel de dolor es tal que no lo sientes los puntos, en serio, por eso no te preocupes.
    La rapidez del parto en los dos casos fue la misma, en el primero me tuvieron unas 2h tumbada pendientes de que hiciera pis y expulsara la epidural. En el segundo fue por los puntos. En los dos me pude levantar al cabo de unas horas normal.
    Yo ahora tengo pánico al parto, pero por motivos diferentes como sabes, lo que elijas será lo correcto y piensa que aunque digas que no quieres epidural, siempre puedes arrepentirte allí y pedirla. un abrazo que está todo hecho!!

  4. Yo quería sin epidural o como mucho una que dicen que es más floja y te deja hasta andar… al final fue epidural cuando solo estaba de 4CM y el trabajo de parto paró en seco. tuvieron que meterme oxitocina sintética y al final episio y espátulas… Sí que es cierto que cuando me pusieron la epidural los dolores se fueron y pude relajarme, o intentarlo porque no paraba de tener temblores… Al final acabé cogiendo fiebre y también tuvieron que inyectarme antibiótico…
    Besos guapa y decidas lo que decidas, estará bien y este parto te irá genial.

  5. Hola, en mi caso yo siempre supe que quería un parto con la menor intervención posible. Tuve la oportunidad de encontrar una pareja de ginecólogos en mi país (Panamá) que unos años antes de mi parto empezaron a practicar partos en casa. Si el embarazo reúne todas las condiciones, si es de bajo riesgo, sin presión arterial alta y otras características que en estos momentos no recuerdo, y si es tu deseo, puedes parir en casa, en una piscina de parto, sin ningún tipo de medicación. Esa fue mi elección, porque así lo sentía en mi interior, mi parto sucedió de esta manera. Sólo puedo decirte que, en mi caso fue doloroso, intenso, abrumador, pero al final se convirtió en una experiencia que no cambiaría por nada del mundo. Creo que todo depende de lo que cada una sienta en su interior. Para mí lo importante es no tener miedo, aunque sé que cuando se enfrenta uno a un parto es un poco difícil no sentirlo, es natural, solamente hay que evitar que el miedo se apodere de nosotras o nos domine. Cuando das a luz en un hospital pues tienes que adecuarte al protocolo médico. Te deseo un excelente parto y seguro todo sale bien, si quieres saber algo más de mi experiencia me puedes escribir a mi correo electrónico. Abrazos, Ana.

  6. Mi experiencia fue mala, empezando porque me tuvieron que pinchar 4 veces. Las 3 primeras no entraba el catéter. La anestesista en ese momento tenía a un chico en prácticas y le decía que eso era debido a que tengo escoliosis, que tendría que haber avisado y haber llevado una radiografía pero yo eso no lo sabía. En la consulta previa que tuve 2 semanas antes para ver analíticas, el anestesista en ningún momento me preguntó por la escoliosis y claro, yo q voy a saber. El caso es que pincharon 3 veces en la misma vértebra y nada. Cambiaron de vértebra y ya por fin entró. Empezó a hacer efecto hasta que dejó de hacer en el lado derecho. Los dolores no eran horribles pero eran molestos. Llamaron al anestesista y me dijo que me pusiera de lado que la epidural funciona por gravedad y que si me ponía de ese lado actuaría pero nada. Me subieron la dosis y se fue el dolor pero la izquierda ya no la sentía absolutamente nada. Para cuando ya había dilatado no sentía ninguna de las dos piernas. En el paritorio me tuvieron que mover, me tenían que avisar de cuando empujar, no empujaba bien porque no sentía absolutamente nada. Me echaban la bronca por no empujar bien y al final fue parto con ventosa, todo rápido y mal porque no estuve ni 10 minutos empujando, creo que fueron 4 empujones. Me hicieron la maniobra de Kristeller y también me llevé bronca. Y todo esto sola porque me dijeron q mi chico no podía entrar justo en el momento de entrar. He estado mucho tiempo mal por el parto. Si volviera a repetir, cambiaría muuuchas cosas.

  7. En mi primer parto me pasó algo parecido. Se me durmió un lado, pero en el otro sentía el dolor. Me pusieron de lado y me dieron otro chute. Al final no sentía dolor, pero tenía un lado más dormido que otro.
    En mis siguientes dos partos, fui más asustada por el momento epidural (tenía claro que quería ponérmela) que al parto en sí.
    Para resumir (y tranquilizarte) te diré que la epidural me la pusieron mejor, con un trato más humano que la primera vez y salí más contenta y sintiéndome mejor tratada.

  8. Yo en los dos partos pedí la epidural, en el primero demasiado pronto (solo había dilatado 3cm y me parecía que los dolores eran muy intensos, ahora creo que podía haber esperado más) y además la bomba que suministraba la anestesia falló un par de veces. En el segundo parto, me la pusieron cuando estaba de 7cm pero no me hizo efecto porque me la colocaron mal, me la volvieron a poner cuando ya estaba dilatada de 10cm (para el expulsivo) y me alegro un montón porque fueron 4 horas de expulsivo, creo que sin anestesia no habría llegado con fuerzas hasta el final.

  9. Yo en los dos he pedido epidural; de hecho con el segundo llegué de 8 cm y llorando al hospital pero no de dolor, sino de angustia por si no me la podían poner estando ya dilatada de tanto… Eso sí, para mí lo peor de los partos es el momento en el que te la ponen; me da mucha grima el crec crec que se escucha cuando introducen la vía… Pero sí, epidural, sí ;)

  10. Solo quería comentarte que se puede pedir anestesia local en el caso que tengan que poner puntos. Yo no me puse la anestesia epidural pero pedí local con mi plan de parto y lo respetaron. Utilizan lo mismo que el dentista.

  11. Yo en los dos partos he pedido rápido la epidural ¡y eso que voy con la idea de aguantar sin! Creo que eso hay que ir viéndolo sobre la marcha.

    La verdad es que en mi caso, las dos veces, fue poner la epidural y acelerar tremendamente el parto ¡Una maravilla!

    Para que no se me durmieran tanto las piernas, estuve un rato sin epidural estando ya dilatada completa y lo pasé fatal. Me decía la matrona que empujara sin epidural y casi me da algo. Por suerte se apiadaron de mí y al momento volvieron a chutarme. Minutos después empujé 3 veces ¡y salió la pequeña!

    Espero que te vaya muy bien, elijas lo que elijas!

  12. Yo “sin” las dos veces y bien. Me daba muedo el dolor pero la matrona me dijo que tras varias horas de dolor dilatando, no venía de un poco. Y también que sin epidural el parto iba más rápido. Le hice caso y fue pim pam.
    Eso sí, cada caso es un mundo, no digo que todas tengamos que hacerlo sin.

Deja un comentario