No soy una super mami bloguera

Super madre bloguera

No soy una super mami bloguera. Aquí me planto. Y mira que he tenido días que creo que llego a todo, que tengo hasta dos ¡o tres! post programados o en borradores. Pero otros….Super madre bloguera

Otros pienso que planificaré mejor las cosas. O creo tener tiempo y luego no lo tengo…. “estos tres días que la peque está de colonias me pondré al día con el blog” pensé ¡ilusa de mi! Esos días haré fotos, vídeos, dejaré cosas programadas para un par de meses ¡dos tardes enteras con sus dos respectivas noches para mi! ¿Sabes la de cosas que puedo hacer ahí?

Pero no, la noche antes de colonias, bronquitis, mis planifiación al garete. Encadenamos eso con piojos, con HORAS de lavar, suavizar, liendrear y revisarnos los tres y con casi una semana de fibre y diez días de antibiótico después de eso. Resultado de dos semanas sin cole, y una semana con visitas diarias al médico…

Y yo no llego.

Los proyectos van cayendo por el camino, primero fue dejar de coser y vender cosas, porque no me daba tiempo a producir, luego mi blog de apps, que voy acumulando ideas sin postear ya nunca, luego el blog de cocina, que tampoco me motiva, no llego casi ni a los post mensuales en el BaF y me veo aquí, más de tres años de bloguera y con planes que tal como suben bajan.

No puedo tener la jornada de 7 horas, luego recoger a la niña, y pretender llevar todo lo demás por delante. Casa, actividades ¡y blog! He dejado el gimnasio, y intentamos rascar horas de dónde no hay para llevar el día a día.

Y luego están todas las movidas estas de peña con muchas horas libres ¿en serio? Yo me pierdo, no tengo tiempo, ni ganas para seguirlo, así que cada vez que me entero de dimes y diretes, simplemente me resbala un poco. Me gusta ir a la mía, aprender y sobretodo intentar sacar la parte positiva y ayudar a otras mujeres (o hombres si hace falta) en lo que pueda. Y si alguien necesita ayuda con el blog, con una migración, con un photoshop o con una asesoría, o ir a dar una charla, pues ahí estaré. Pero ya.

Total, que lo intento, que escribo poco, que puede que pasen dos semanas sin post, que no contesto a la mitad de comentarios porque siempre pienso “luego lo hago” y luego toca preparar la merienda, o bajar al perro, o salir corriendo porque hay que ir a recoger a la niña.

Así que estoy preparando mis propuestas y listas de prioridades de verano, a la que le pille el horario al casal, a la nueva jornada y las rutinas de estos meses que serán:

  • Escribir como pueda y cuando pueda, si me apetece y sin tomarme esto como una obligación
  • Mirar MUCHO menos en móvil, dejarlo en casa algún día, relajarme con las RRSS
  • Hacer fotos, salir más con la camara “buena” y preparar un álbum o un recopilatorio chulo
  • No querer ser una super madre bloguera que llega a todo. Conformarme con ser madre.

Y practicar un poco más esa #SlowLife, seguir jugando con piedras y palos en el parque, que me haga comidas de arena y agua, cantar, correr y saltar en la calle, saber cuando salimos pero no cuando volvemos, o quedarnos tiradas en el sofá una tarde con el aire acondicionado ella con su Ipad y yo con mis series.

Bienvenidas vacaciones escolares. Vamos a coger aire que nos hace falta.

Y en serio, si alguien sabe el secreto, que me lo diga, porque ni mi vida es pinterest, ni mi blog parece que vaya a tener nunca un calendario regular de publicaciones…

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

16 comentarios

  1. Lo entiendo perfectamente. Lo entiendo y es mi vivencia, de hecho ;-)

    Yo no puedo llevar un ritmo definido. Y, ¿sabes qué? Que tampoco quiero. Hace muchos años que puse a mis hijos, a mi familia, y a mi misma, por delante de todo, incluso por delante del trabajo (al que dedico las menos horas posibles, porque la infancia de mis hijos no va a esperar a que yo termine de currar, francamente). Así que imagínate en qué lugar quedan las cosas que son hobby. Me encanta compartir, lo adoro, ¡por eso llevo casi 7 años de bloguera! Pero yo también voy a mi bola, a mi ritmo y ajena a todo.

    Un beso grande.

  2. Es totalmente normal! Eso lo pienso yo, que con la casa y tres niños me tiro de los pelos jajajaa pero claro cuando tenga que descansar lo haré, que no somos robots!!

    Cuando quieres que el blog no se pare, sobretodo si ganas dinero con él, lo que hacen muchas es llegar a un acuerdo con otra blogger que irá publicando posts nuevos con su nick mientras.

    Es una opción!!

    Un abrazo

  3. Esto ya lo leí en su momento pero a parte de meterme contigo desde el amor no me he pronunciado como Dios manda. El blog, tal y como yo lo entiendo, tiene que ser divertido, dinámico, entretenido y enriquecedor para quin lo escribe. Cualquier tipo de presión externa o sensación de tener que “cumplir” lo convierte en algo que no es para lo que han nacido, bueno, algunos nacen con el signo del dolar al lado pero creo que son los que menos. Así que … disfruta, sal, comete a tu niña y si quieres publicar publica, si quieres poner fotos las pones y el resto que lean, observen o compartan a placer, al fnal esto es una gran failia y eso es lo que mola.

  4. No sabes cómo te entiendo y lo mucho que comparto toda tu visión. Ya te lo han dicho todo: yo después de años he decidido vivir en un estado en bloggeril, como te han dicho. Escribo cuando me surje y ya.

  5. Cuestion de Madres dice: Responder

    Bienvenida al club :P Antes, cuando Noe estaba operativa aún llegábamos a algo pero ahora… hoy mismo he publicado el post sobre las clínicas IVI y eso que fui en Mayo!!!! no doy a basta y es que prefiero mi vida 1.0 a la 2.0 y me paso cuando puedo o me dejan. Pero ya sin agobios que lo empezamos como hobby y queremos que siga siendo divertido. Es más, leo a otros blogs de vez en cuando (como ahora) no me da la vida para más. Un besazo y feliz verano

  6. Anabel, me has leido la mente, pero sabes qué!? que hace meses que entré en un estado zen blogueril que de ahí no hay quien me saque…y lo feliz que soy! no pienso perderme ni un solo segundo de las vacaciones de mi pequeño por el blog, bastante de menos lo echo durante el curso. Así que cuando pueda y quiera, esto no es una obligación, en el momento en que se convierta en eso, lo dejo.

  7. Ay…. está claro que no existen súper woman… así que elige tus prioridades y aprovecha las vacaciones para descansar, desconectar y, sobre todo… disfrutar de la peque y la familia… el blog es un hobbie y como tal no tiene que pasar a convertirse en una obligación pues es entonces cuando pierde el encanto.

    :)

  8. Pues mira, esta semana he publicado un post como el tuyo. No es que no llegue a todo, es que quiero descansar, disfrutar y eso es incompatible con un blog de publicaciones diaria. Ademas no me compensa!! Asi que basicamente, publicare cuando me dé la gana, lo primero son los niños, la familia y el verano!!

    Amaya
    http://lalibretadeamaya.blogspot.com.es

  9. Amen!

    Tengo un calendario con todo lo que tengo que sacar en el mes día a día. Que si mañana una foto para Instagram, que pasado una frase chula en inglés, dos post para la semana, grabar el podcast, montarlo y la guitarra que se me olvide.

    Es cansado, es una responsabilidad y no es un trabajo. Así que si un día se me pasa no se acaba el mundo, nadie me echará la bronca y seguramente estaré haciendo igualmente mejor o más divertido o será una responsabilidad insalvable que es realmente importante.

    Relájate y descansa :)

  10. Ahora que mi vida es un poco caos, de nuevo con un recién nacido en casa, me adapto a esta nueva etapa de “No hay programación, no hay Excel ni Evernote”, y me viene bien leer posts como este, máxime viniendo de alguien como tú, que siempre estás por ahí y se sabe.

    Gracias por el post. No hace falta que contestes este comentario. Ya lo harás luego ;)

  11. Ese es el punto, la famosa #SlowLife… sabes que soy una acérrima defensora del “para qué quieres el blog?”… si es un blog personal y no buscas la salida profesional, entonces ¿para qué agobiarse con calendarios de publicaciones y estar pendiente a todas horas de las RRSS? No vale la pena. Un blog personal es para escribir cuándo y cómo te de la gana y ya está, sin presiones ni agobios. Porque si se convierte en un dolor de cabeza, deja de tener sentido y más vale darle una patada.

    Tu planteamiento veraniego me parece perfecto, es más, me parece genial para todo el año, no sólo para el verano. Cuando estés motivada, escribe, cuando no, mira el siguiente capítulo de una de tus series. Ya sabes que, precisamente yo, soy la más desorganizada y pasota de la gente que te rodea.

    Disfruta de la vida que sólo hay una oportunidad. Y, sobretodo, disfruta de tu niña porque crecen muchísimo más rápido de lo que creemos (y sé que suena a tópico, pero es que lo estoy viviendo en primera persona). Besos mil y ya sabes que te quiero un mundo.

  12. No eres una super mami bloguera, ni tienes que serlo; en el poco tiempo que llevo por aquí he visto ya un poco de todo, desde comentarios mordaces a ánimos en momentos difíciles a otro bloguero y creo que, como en el día a día, hay que quedarse con lo bueno. La vida, pese a quien le pese, es un cúmulo de prioridades y si el blog queda relegado a una segunda posición, no pasa nada, ya se volverá a retomar (o no). Ahora hay que disfrutar de los pekes a tope, que nunca volverán a ser pequeños y el #slowlife a estas edades es lo que toca.
    Yo tengo la suerte de trabajar en casa y poder organizarme a mi aire, de ahí que pueda ir publicando a diario (y también porque estoy con el subidón de empezar, para qué negarlo) pero el día que no pueda publicar porque ya no me apetezca o porque me haya ido por ahí con los Bamba, pues no pasa nada. “Life is short, and chilhood is shorter”.
    Un abrazo!

  13. ¿Sin calendario de publicaciones? Así no se puede “de vivir”. Anda relájate que además el verano es temporada baja para el blog. Ahora te quedas con tu peque, te coges tus vacaciones y si te surge un rato libre, pues preparas un post de lo que te guste y te lo guardas para septiembre ¡que te leerá más gente! Pero nada de agobiarse. Y ya puestas, no inviertas tiempo en peleas de redes sociales, porque cuando te quieres dar cuenta no vas a ninguna parte, has perdido 2 horas en Twitter y con eso ya podrías haber hecho un post. :P

  14. ¡Genial post! Me siento identificado porque todo lo que cuentas también me lo planteé hace poco.

    Me agobiaba si no escribía uno o dos posts semanales, tenía que sacar tiempo como fuese, pero al final me di cuenta de que me era imposible. Mi día a día es trabajar (casi 10 horas en la empresa), hacer tareas de casa (no tenemos a nadie que venga a limpiarnos), cuidar a dos niños pequeños (uno de ellos de pocos meses que requiere muchos brazos), pasear al perro (1h cada tarde)… es que no me da la vida, sin más.

    Así que la clave para no abandonar el blog por agobio es lo primero que has puesto:

    “Escribir como pueda y cuando pueda, si me apetece y sin tomarme esto como una obligación”

    Mi último post ha sido tras 3 semanas sin publicar nada. Y no pasa nada. Un blog con 1 post mensual sigue siendo un blog activo. No hace falta obligarse a escribir más si no tienes tiempo, ganas o ideas.

    Desde luego los retos tipo “el tema de la semana” los paso por alto, pero sé que hay mucha gente que sí puede hacerlos por las características de su trabajo, así que genial por ellos. En mi caso imposible.

    ¡Nos vamos leyendo, aunque sea cada 3 semanas! ;)

    1. Se me ha olvidado añadir que por las tardes, aparte de hacer tareas de casa y pasear al perro, no faltan las dos horitas en el parque, jardín o columpios… y que mis hijos nunca se duermen antes de las 11 o 12 de la noche. Como para ponerse a postear xD

  15. Anabel!!!
    Animo guapa.. No te justifiques. Para mi, eres una heroina con superpoderes para haber llevado durante tanto tiempo el ritmo con los blogs, el curro,la familia, las cinsultas,proyectos…..asi que tomate el tiempo q necesites,organizate como quieras, disfruta de tu niña y de tu maridin….vive tu vida como lo sientas!!! Y de la gente que habla….pues eso, que hable!!! Besos guapisima!

Deja un comentario