Mis dramas con la lactancia (I) – Perla de leche

Siempre he dicho que tuve una suerte tremenda, porque V se agarró al pezón nada más nacer, y no hubo quien la soltara desde entonces. Las grietas y el dolor cesaron sobre los dos meses y si un buen consejo recibí fue que me dijeran que dar el pecho normalmente duele, mucho, pero se pasa. Durante esos primeros meses, es muy frustrante leer libros de lactancia y que solo te digan solo lo maravilloso que es, que es algo placentero para la madre y el bebé, y que si duele es porque algo haces mal, paparruchas.

Cuando le salieron los primeros dientes, tuve mi primer mordisco, clavó el diente de abajo en el pezón de tal manera que hizo sangre y todo, luego fue mordiendo muy esporádicamente, sobre todo cuando estaba en época de romperle los dientes, yo tampoco la reñía, ni la quitaba, si me dolía me quejaba, pero poco más, la verdad es que ella sola dejó de hacerlo. No creo que haya que enseñarles a no hacerlo, retirarles brucamente, repetirles que no, “castigarles” sin pecho cuando el bebé muerde el pezón, ni darles más importancia. Lo hacen sin querer. Yo le hablaba, como hago con todo y le decía que eso no se hace y que duele, o muchas veces ni le decía nada, porque estaba medio dormida cuando lo hacia. Realmente dejó de hacerlo sola, y yo estoy casi segura que eran los días que más molesta estaba por los dientes y ya.

Alrededor del año de la niña empecé de repente a sentir dolor cuando mamaba de un pezón, al principio era como pinchazos, pero llegó un punto que era casi imposible ponerla en ese pecho, dolía más que las grietas, y tembalaba cada vez que tenía que pasar de un lado a otro. Pensaba que sería algo puntual, pero fue a peor. Me dijeron que probara a lavarme el pezón con bicarbonato y que fuera al médico. Ni una cosa ni la otra me sirvieron de nada.

Soy poco de ir a médicos, gracias a  mis experiencias nefastas. Y no iba mal encaminada en no querer ir. Después de casi un mes de dolor horroroso y darme cuenta de que no podía seguir así o peligraba la lactancia –ahí empecé con los biberones por la noche que seguimos manteniendo aunque también una lactancia feliz- pedí hora para la matrona en Manso. No recuerdo el nombre, os lo diría si lo supiera, porque la hija de puta –así hablando mal y pronto- cuando le dije que me dolía un pecho, me miró, miró a la niña que entró caminando conmigo y dijo “pues deja de dar el pecho”, tan pancha. Lo de la sanidad española no tiene nombre. Tras insistirle me miró y me dijo que no tenía nada.  Inútil.

Al final unas amigas del grupo de lactancia al que fuimos el año pasado me acompañaron a ver a una asesora de otro grupo, que al verme me dijo lo que ya sospechaba, que tenía perla de leche. Es la obstrucción en un conducto, por debajo de la piel, por diversas causas, y normalmente –a mí también se me veía- se nota un punto blanco o amarillento en el pezón, que duele al tocarlo y que se hace más grande o se hincha un poco cuando el bebé mama. Me recomendó que tomara probióticos y que si no se pasaba fuera a su consulta que me la pincharía. También que me diera masajes en ese pecho en la ducha con agua caliente y que cuando mamara la niña, la sacara de golpe, hacia atrás, como haciendo ventosa con su boca, que eso a veces también ayuda a desobstruir.

Pasaron los días, que por una cosa u otra no fui al médico de nuevo pero la perla seguía ahí, y al final fue V quien –cansada de que me quejara seguro- pegó un tirón hacia atrás, noté como si algo se rasgara, dolió mucho durante unos instantes pero luego quedó una especie de alivio que me dijo que la perla se había ido para siempre. Ya hará más de un mes de eso, y no ha vuelto, gracias a dios.

Total, que la seguridad social da pena, debería haber más gente que se formara, reciclara y si no saben lo que están viendo, que te puedan derivar a alguien que sí sepa. Y que si has tomado una decisión de seguir dando el pecho a tu hija de más de un año (tal y como recomiendo la OMS por otro lado) que respeten esa decisión. Por suerte hay grupos de lactancia y páginas como e-lactancia en los que nos podemos apoyar, pero sigue siendo triste la situación, y los comentarios de la gente, aunque luego digan que somos unas tetalibanas y que vemos ataques donde no los hay, os puedo asegurar que los hay. Y hace falta información y difusión de muchos aspectos de la lactancia.

Podéis encontrar más información sobre perla de leche en muchas páginas, en otros blogs, y si buscáis información en páginas en inglés se llaman milk blister, nipple bleb o nipple blíster.

Y dejo una segunda parte de mis dramas con la lactancia abierta, porque la semana antes de navidad, a tres días de un largo viaje en tren y coincidiendo con fines de semana y festivos, al monete no se le ocurre otra cosa que hacer una huelga de lactancia, así, tal cual, si me lo dicen no me lo creo, después de una noche sin mamar nada, me despierto, la pongo en el pecho y se queda ahí, mirándome, con la boca abierta de par en par encima del pezón sin hacer nada, ni quejarse, ni llorar, como si con 14 meses se hubiera olvidado como se hace. Así pasamos tres largos días con sus largas noches. Pero eso será otro post…

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

20 comentarios

  1. […] hubiera olvidado cómo hacerlo. Superado eso, al poco tiempo la respuesta de una matrona a ir con una perla de leche y un dolor horrible fue “pues si te duele deja de darle, que ya tiene casi un año”, en […]

  2. Yo también tuve bastante dolor y heridas al comienzo de mis dos lactancias, especialmente en la primera. Y en la segunda lactancia dos perlas de leche.
    No se me ocurrió acudir a la Seguridad Social, pero sí a una ginecóloga que yo consideraba muy competente: y me dijo que dejara de dar ese pecho unos días. Boquiabierta me quedé. No tenía claro cómo solucionar el problema, pero sí que ese no era el camino.
    Mi siguiente intento fueron las asesoras de lactancia. ¡Benditas asesoras de lactancia!
    Mi conclusión es que al final son todo mastitis, por lo que me contaron. Los dolores en torno al pezón, esos iniciales, son mastitis. Y las perlas de leche también son infección de los conductos.
    Bífidus y dar más precísamente del pecho afectado. Y si es necesario, acudir a que analicen la leche para ver qué bichito es el que tienes… En la facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid había (no sé si seguirá) alguien que estaba investigando las mastitis…
    Falta la difusión de conocimientos actualizados en torno a la lactancia, y la inclusión de matronas, y ginecólogos formados en lactancia en los hospitales.
    En Alemania, donde nació uno de mis hijos. conté con una asesora de lactancia en el mismo hospital, que resolvió un problema que podría haber hecho fracasar claramente esa lactancia.

  3. Una mama en el mundo. dice: Responder

    Hola soy nueva por aqui y queria decirte que te he dejado un regalito en mi blog, pasate y lo ves. Por cierto me encanta tu blog desde el primer momento que descubri este mundo.
    Lena.

  4. Es desesperanzador que tengas que oir de boca de una matrona la frase: “pues deja de darle el pecho”. Me alegro muchísimo que acudieras a una asesora de lactancia y que hayas encontrado un grupo de mamas con el que compartir y donde encontrar ayuda.

    Sólo me gustaría hacer un apunte a una de las frases del comienzo de tu post: el amamantamiento NUNCA es doloroso. En ningún momento de la lactancia, ni recién parida. Si duele, es porque algo no va bien. Entiendo tu frustración al leer todos esos libros que contaban que la lactancia es maravillosa, porque para ti no lo era. Tu cuerpo es sabio y te estaba avisando de algo. Yo también sufrí una obstrucción hace un mes, se de lo que hablo.

    Ante cualquier molestia hay que pedir ayuda inmediata. Y si no te convence la respuesta de un profesional, acude a otro, que mala gente hay en todos sitios.

    1. Gracias por tu mensaje :) Yo la verdad es que estaba super frustrada las primeras semanas, porque era ponerme a la niña con lagrimones en los ojos de dolor, y me sentía fatal de encima no estar haciendo las cosas bien! Además de los millones de dudas ¿Y si es malo que trague sangre? ¿Y si no se está alimentando bien? ¿Y si ocmo me duele me la pongo poco? Luego hablando con madres vi que las primeras semanas de dolor son más normales, por suerte no le pasa al 100% de las madres, pero creo que también se tendría que contar que hay casos que duele y que ese dolor se pasa naturalmente, que no es un “problema” o una enfermedad tratable, que al bebé le tiene que crecer la boca, que los pezones tienen que insensibilizarse un poco… Supongo que al final lo que habría que decir es que cada lactancia es un mundo y para eso los grupso de lactancia te pueden hacer sentir un poco mejor y por lo menos compartir ese proceso con otras madres que pueden estar en situaciones parecidas :)

      Espero que estés mejor de la obstrucción! Un abrazo y gracias por la visita!

  5. Cuentas tu historia y es como si estuvieras contando la mía, todo me ha pasado exactamente igual, con la perla de leche lo que hice fue que el día del bautizo de mi hijo se la enseñé en privado a mi ginecóloga, que estaba invitada, y ella me dijo que la apretara hasta reventarla, lo dudé porque me dolía mucho, pero lo hice porque ella me dijo que si no salía ahí, tendría que ir al hospital para que me la pinchara, y eso no me apetecía. Apreté con toda la fuerza y dolor del mundo y reventó, y el alivio fue inmediato. Mi ginecóloga me sugirió lavarme bien el pezón y estar pendiente de que no se fuera a infectar. Nunca se infectó y dejó de molestarme del todo. Afortunadamente no me han dado más, pero creo que es importante que las mamás sepan que no hay que aguantar esas perlas, que es mejor ir a un profesional a que te la pinche y el alivio es inmediato.

    1. ¡Apretando! Me ha dolido solo de leerte, pero sí, lo mio fue lo mismo, solo que por suerte apretó la niña, no yo, y no tuve que hacerlo :)

      Un saludo y muchas gracias por pasarte y comentar ^^

  6. Ya he visto dos chicas en el grupo de lactancia con ese problema. Tiene que doler!!
    Me alegro mucho que sigas con la lactancia. Nosotras aún seguimos pero con bibes en medio.
    Besos!

  7. Veo que no soy la única a la que a punto de cumplir los 2 primeros meses de lactancia le sigue doliendo el pecho. menos que al principio pero algo queda. Por suerte en el grupo de crianza al que voy nos solucionan todas las dudas y problemas que tenemos y encima lo dirigen las propias enfermeras de pediatría de la Seguridad Social. En eso he tenido más suerte que tú porque aquí son de un defensor de la lactancia materna…¡que hubieran cogido a esa matrona tuya y se la habrían comido por las patas para arriba! Por cierto, no tenía ni idea de la existencia de eso de la perla de leche, y aunque espero no tener que pasar por más dificultades en esto de la lactancia, está bien saberlo por si acaso me topo con ella.

    1. Uff, espero que vaya mejorando, los inicios son durillos… lo del grupo de crianza es genial, a mi me ha ido de maravilla!! Vaya, que ahora que los niños corretean nos seguimos viendo un montón y hablando casi cada dia :D Un besazo enorme familia!!!

  8. Osea que la peque al final te lo ha solucionado?

    Es una vergüenza que vayas al médico y no sepan que decirte o te digan que dejes de dar la teta al primer problema. Que tengas que recurrir a un grupo de lactancia, que ojo, esta fenomenal, pero si hay médicos?, porque no lo solucionan ellos? En fin…

    1. Sí! la tia lista, sabe mas que la matrona :) Es cierto, yo tegno suerte de estar en Barcelona y que aquí haya de todo, pero alguien que va simplemente a su médico con toda la fé de que es a quien acudir cuando tienes un problema y se encuentra con eso, es de verguenza…

  9. Que. Rabia me da leer comentarios como el que te hizo la matrona. Es vergonzoso. Pero más vergonzoso aún que en España, el personal sanitario, si queremos formarnos en temas de lactancia, tengamos que pagar de nuestro propio bolsillo. Aunque también es cierto que si bien, ser asesora de lactancia cuesta una pasta, reciclarse un poco y obtener información es gratis.

    1. Es vergonzoso, debrían pagar esas formaciones para el personal sanitario, sobretodo matornas y enfermeras qeu atienden embarazadas y madres recien paridas!! Pero si, yo entiendo que no todo el mundo puede ser asesora de lactancia, ojalá yo misma me lo pudiera pagar! xD La rabia es que no sepan ni derivarte a la persona correcta y que te traten de “loca de la teta” :( Un besote hermosa!!! :***

  10. yo estuve los tres prieros meses con mastitis y un absceso espontaneo y al final se soluciono con probioticos por mi cuenta…aunque a mi no me hablaron de destete en ningun momento. eso si, me dolía cuando estaban las grietas y la mastitis en su máximo esplendor, en cuanto se solucionó ya no. Ni siquiera ahora que tiene varios dientes! A veces muerde, pero yo le digo que hace pupa, le retiro el pecho y al ratito s elo ofrezco otra vez y ya no muerde :)
    Ánimo con la lactancia prolongada, yo espero que la nuestra dure también un montón y suerte con la perla. Espero que se solucione pronto.
    Por cierto, ojo con los antibioticos que el bicho más común causante de mastitis suele ser resistente a la amoxicilina y a mi se me complicó justo por eso!1
    un saludo1

    1. ¡Gracias! Ahora por suerte lo tenemos otra vez genial, a mi ya no me duele y se engancha en la teta como si no hubiera un mañana, y lo mejor… ¡de noche solo hace una toma o dos! Por suerte no he tenido mastitis, las temo, eso tiene que ser horrible tambien…

      Un abrazo grande y gracias por contarme tu experiencia :D

  11. A mi me ha pasado varias veces pero solo fui al médico la primera porque me asusté, no sabía lo que era y además aun estábamos con lactancia exclusiva. Me mandaron antibióticos…el médico de urgencias no tenía ni idea de lo que era. Total que pasé de tomarme nada y premero intenté con paños calientes antes de cada toma y duchas frias para aliviar el dolor…y claro mi tesoro todo el día a la teta para desatrancar!!!!
    Cada vez que decía lo que me pasaba…”deja ya la teta” tenía que oir…y la última vez que me ha pasado ya con 20 meses, ¡os podéis imaginar!¡qué pena!

    1. ¡Varias veces! fuiste a que te las pincharan o aguantaste directamente hasta que se fueron? ufff, yo espero que no vuelvan a salir :_(
      Ay la gente y sus opiniones, ufff….
      Un besote y gracias por comentar :)

  12. Yo fui con una obstrucción un viernes a pedir antibióticos para el finde por si se convertía en mastitis y me dijeron lo mismo, y era clínica privada. Pero me fui con mi receta, aunque gracias a dios no los necesité.

    1. A mi me frustró un montón, porque si no hubiera sido que lleba días pasandolo fatal tampoco habría ido, y salir así me dejó chafadísima, de pena vaya :(

Deja un comentario