Probamos los linkimals de Fisher-Price ¡Alucinante!

Pero alucinante de verdad, vamos, que nosotras estamos puestas en tecnología y juguetes, pero esto ha sido divertidisimo. Cuatro animales que se contestan entre ellos y se montan una fiesta de canciones y juegos.

Vamos a ir poco a poco y a ver si soy capaz de explicarlo en un post, pero os recomiendo que si los veis en alguna tienda no dejéis de encender varios a la vez y darle a un botón, que vais a flipar.

Nuestra experiencia con Fisher-Price ha sido siempre muy positiva, después de darlo todo con Robi Robot y Rocky Roquero, que son dos estrellas en casa, hemos podido gracias a Madresfera estos nuevos amigos interactivos.

La Llama, el Perezoso, el Erizo (yo veo una oveja) y el Alce.

Me encanta que mientras que antes los campeones eran los tigres (tigres) leones (leones), los clásicos perros y gatos, algún animal de granja y los más atrevidos tiraban a cocodrilos o jirafas ahora los animales de moda son nutrias, perezosos y llamas ¡y que bonitos son!

La gracia de los Linkimals es además que los unos y otros están enlazados y se animan, corean y responden solos. Se hacen preguntas, se enseñan formas y colores o proponen juegos juntos.

Para mi peque además, que es de pocas palabras, que la animen a cantar, contar o responder es una maravilla, no os voy a engañar, no habla más por los animales, pero se ríe, mucho, y les sigue el rollo y se toca partes del cuerpo cuando el perezoso se lo dice, le apasiona bailar con ellos.

– (Alce) Oh, hola ¿Qué tal?

– (Perezoso) jajajajaja hola

– (Alce) Eh, presta atención

– (A coro) Naranja, rojo, azul, morado y rosa, el mundo es multicolor y tu eres genial, si genial

Y como esa más de 60 frases diferentes, melodías, sonidos de instrumentos, o contar.

Los rangos de precio van desde los 14 a los 35, depende del animal que queráis, pero sin duda hay que comprar mínimo dos, porque es donde tiene toda la gracia.

Estimulación para el habla

Con dos años y cinco meses, es una chica de pocas palabras, de muy pocas palabras y las canciones repetitivas, las secuencias, el énfasis en los elementos de su día a día le ayuda a ir cogiendo ganas de repetir. Al ver además a unos animales contestarles a los otros, ella también quiere participar de eso, y aunque ahora solo se ría a carcajadas y lo haga con sus “ta” y sus “yo”, va aprendiendo palabras nuevas sin duda.

Canta y juega a su ritmo

Me encanta la parte en la que el perezoso le hace bailar. Ya en su día tenía juegos así con Robi y con Rocky, ahora perezoso le propone con una canción que se toque partes del cuerpo ¡y no falla una! La busca dándole varias veces al botón mientras escucha los ritmos de inicio y a veces se para porque descubre nuevas melodías. Llevamos tiempo dándoles caña y la variedad en las frases y canciones es sorprendente.

El pequeño alce es además muy muy muy  abrazable y perfecto para transportar, la llama  es un juguete con aros para apilar y el erizo con una cuerda de arrastre, así que poco a poco van adquiriendo también otras habilidades.

El regalo perfecto para peques de 1-3

Con la experiencia que tenemos sobre este tipo de juguetes, os puedo decir que para 9-12 meses le encantaba la mesa de actividades, con la que además se podía levantar y mantener de pie, ayudando a fortalecer las piernas y la postura a su ritmo. Alrededor del año, el robot Robi fue todo un amor, igual que estos animales desde 1 a 3 años seguros que les encantan. ¡Pero tener en cuenta que la gracia es tener por lo menos una pareja!

¿Los conocéis?

 

Un +1 o un compartido nos ayuda a seguir escribiendo :)

2 comentarios

  1. […] creo que estos -igual que los muñecos Linkimals de los que os hablé hace poco, son regalos ideales, ya no solo porque lucen mucho, es que la […]

  2. Estos no los tenemos, pero mi hijo muere de amor aún con el robot Robi. Eso sí, cuando sale en la tele su hermana lo avisa, porque alucina con la música del anuncio y cuando los ve funcionar juntos.

Deja un comentario